“Estábamos heridos y nos dieron el tiro de gracia”, la queja de las agencias de turismo

721

El sector está paralizado desde marzo y tanto dueños como empleados se movilizan en reclamo de una ayuda estatal. Aseguran que el nuevo cepo al dólar “fue el tiro de gracia“.


El turismo está en crisis por la pandemia del coronavirus y los distintos sectores del rubro ya no soportan la situación. Por eso, este lunes los dueños y empleados de agencias de viaje se movilizaron en reclamo de una ayuda estatal, especialmente después de la implementación del nuevo cepo al dólar. “Esta medida del 35% nos está matando”, advierten.

Con protestas frente a la Casa Rosada, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y el Banco Central, en Buenos Aires, y en otras importantes ciudades como Mar del Plata, Córdoba, Santa Fe, La Plata, Rosario y Ushuaia, los operadores turísticos, agentes locales y pymes familiares buscan una salida a una actividad que está paralizada desde marzo de este año.

A esta situación se suma el anuncio de las nuevas medidas en relación con el dólar, que incluyen el pago de un 35 por ciento en concepto de anticipo del impuesto a las Ganancias -alcanza a todas las operaciones que ya tributaban el Impuesto País-. Todo eso golpeó una vez más a las agencias de viajes, que reclaman ayuda para no desaparecer.

“Pedimos la total apertura de nuestra actividad, siempre dentro de los protocolos. Queremos una previsibilidad teniendo una fecha de arranque. Esta medida del 35% nos está matando, estábamos en el suelo heridos de muerte y esta medida es el tiro de gracia”, reclamó el dueño de una agencia de Mar del Plata, frente a las cámaras de TN.

Allí se podían ver banderas y pancartas como “Impuesto PAIS + pandemia + 35% = un sector devastado y sin futuro” y “No al 30 + 35”. La consigna en la Feliz y en todo el país fue “Salvemos al turismo”. “La situación es caótica, el turismo está de luto, no entendemos las iniciativas del Gobierno que dice que le preocupa el turismo, pero saben que somos los últimos que vamos a trabajar”, sostuvo Guillermo, dueño de una agencia en Córdoba.

Y remarcó que les pidieron “ayuda y contribución con todos los actores del turismo”, y que trabajaron “con diputados y senadores para hacer una ley de sostenimiento” que finalmente se promulgó este domingo, pero advirtió que “se vetó lo más importante, que es la ayuda económica al sector”.

“Hace siete meses que estamos a puertas cerradas. Nos dieron 50 mil pesos por agencia por todo este tiempo, es menos que si nos hubieran dado un IFE por mes”, remarcó una mujer que es operadora turística.

La movilización fue convocada por la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), entidad que representa a las empresas de viajes y turismo del país. Uno de sus representantes en La Plata se mostró enfurecido por el nuevo cepo: “Venimos del Impuesto País, más el 35%, más todos los demás impuestos, tenemos una carga impositiva de casi el 100%. Nuestro negocio en este momento es inviable”.

Durante la pandemia, algunos lograron recibir el ATP para abonar el 50% del salario de sus empleados, pero muchos otros no pudieron ya que son agencias unipersonales, sin trabajadores a cargo. “ATP no recibimos porque no tengo empleados. Los créditos que nos ofrecieron a cuota 0 no los puedo recibir porque cobro una jubilación de 18 mil pesos y no me lo permiten. Sigo pagando todo, pero sin poder acceder. El último viaje que vendí fue en marzo”, explicó una jubilada dueña de una agencia en Mar del Plata.

Con información de Clarín