Mario Negri: “El gobierno malvinizó las vacunas y se durmió en los laureles”

343

“Esa mala praxis que tuvo lugar durante el año pasado se pagó ahora”, fustigó el jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados.


El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, se refirió en duros términos sobre el manejo del Gobierno de Alberto Fernández en las negociaciones por la compra de vacunas y su administración.

“Malvinizaron las vacunas y se durmieron en los laureles. Inventaron camisetas con la 10. Y resulta que después del mes de enero, no hicieron un control de avería de la primera pandemia del año pasado. Nadie hizo un estado de situación del país”, sostuvo el dirigente cordobés.

En declaraciones a TN, admitió querer “‘vacunas para los argentinos” y más cuando “pagamos más del 50% y recibimos solo el 25%” de las dosis pautadas. “A nosotros no nos interesa hacer de la vacuna una elección. Nosotros no representamos a los laboratorios, queremos ayudar. Muchos funcionarios sí son amigos de laboratorios. Esa mala praxis que tuvo lugar durante el año pasado se pagó ahora”.

“Se terminó la discusión del gobierno como gran vacunador”, opinó para luego hacer hincapié en la vacuna rusa: “Sabemos que la Sputnik V es buena. Pero aun así necesitamos y queremos certezas de que vendrán las segundas dosis acordadas”.

Previo a sus declaraciones televisivas, el referente de la oposición se quejó desde el Congreso por que el laboratorio Pfizer no fue convocado por el Gobierno a “participar de la confección de la ley”. Fernanda Vallejos, diputada del FdT, le respondió. “Negri pide que un laboratorio extranjero venga a redactar las leyes argentinas. Ya habíamos entendido por donde se pasa Juntos por el Cambio la soberanía nacional. Esto sólo lo reafirma, por si quedaban dudas”, dijo a través de la red social Twitter.

Luego de que estas declaraciones adquirieran cierta trascendencia, el jefe del interbloque opositor en la Cámara de Diputados le pidió a la diputada kirchnerista que deje de “inventar polémicas de pacotilla”, al afirmar que “la ley se hizo para los laboratorios”.