Margarita Barrientos: “Da vergüenza que la gente prefiera cobrar un plan en lugar de trabajar dignamente”

241

La fundadora del comedor Los Piletones aseguró que “la preocupación de la gente humilde son los aumentos”.


Margarita Barrientos se sumó al pase de Diego y Alfredo Leuco en medio del análisis de actualidad entre los periodistas. Desde la Exposición Rural 134°, los conductores invitaron a tomar asiento a la activista solidaria y fundadora del comedor social Los Piletones.

Diego Leuco comenzó agradeciendo la bondad de la invitada para tomarse un tiempo e ir al estand. “Siempre es importante escucharte porque es un shock de realidad para mucha gente”, manifestó. “Estoy viendo que hay mucha necesidad, que la gente tiene cada vez menos trabajo. La preocupación de la gente humilde son los aumentos que hay”, comenzó Barrientos.

El cartonero que salía a juntar muchas veces le alcanzaba para una cena y hoy no le alcanza para nada. Hay gente que tiene trabajo y van a la fundación a comer; antes no lo hacían. Estamos notando mucho y cada vez más gente en los comedores”, remarcó sobre la situación política que vive el país.

Escuchá a Margarita Barrientos en Radio Mitre

Margarita Barrientos comentó que por el momento se anotaron más de 40 familias en Los Piletones y 25 en el comedor de Cañuelas. En este último señaló que se da de comer desayuna almuerzo y merienda. “Lo que le decía a los responsables de Cañuelas era que los dejaran comer pero que no anoten más familias porque no sabemos qué puede pasar”, explicó.

“Todo el mundo se está cuidando. Si compra, compra lo justo y sacan cosas. A nosotros nos donaban 20, 30 mil pesos de alimento; eso sigue siendo la misma cantidad de dinero, pero menos cosas”, agregó.

Alfredo Leuco consultó por la frustración que atraviesa Barrientos sobre la actualidad económica del país. “Lo hablo con Ezequiel y Oscar, con la gente que integra la fundación y trabaja dentro. Cuida el aceite, cuida la ropa. No quiero cerrar ningún comedor porque la necesidad golpea y mucho. Tengo riesgo de cerrar algún comedor.”

Por último, la fundadora de comedores sociales reflexionó sobre la situación y los problemas políticos: “Me indigna, me pone furiosa. No les importa la gente”. Sobre el debate que se generó en los últimos días sobre los planes sociales y la gente que se aprovecha de ellos, acotó: “Da vergüenza que la gente prefiera cobrar un plan en lugar de trabajar dignamente”