Pese a las pérdidas millonarias, el Gobierno prorrogó el cepo a la carne

311

“Es una herramienta indispensable”, explicaron. La medida genera bronca en la agroindustria y la mesa de enlace define los pasos a seguir.


Finalmente, las restricciones a la exportación de carne vacuna seguirá vigente hasta el 31 de octubre próximo. La decisión se adoptó mediante la resolución conjunta 7 del Ministerio de Desarrollo Productivo y de Agricultura y Ganadería en el Boletín Oficial, con la firma de los ministros Matías Kulfas y Luis Basterra. La prórroga del cepo se basó en que “el impacto de las medidas que limitaron la venta al exterior de manera temporal ha comenzado a mostrar resultados positivos. en materia de precios”, se resalta en los considerandos de la resolución.

La Sociedad Rural Argentina advirtió ayer en un comunicado que esta medida provocó pérdidas por más de U$S 1.000 millones a la cadena de comercialización. Sin embargo, en el oficialismo están convencidos de que “han cumplido el objetivo de reducir la dinámica de precios”.

“Si bien la solución estructural a la tensión entre mercado externo y mercado interno se vincula con medidas que permitan aumentar la producción, en el corto plazo la herramienta de limitar las ventas al exterior es indispensable para garantizar el acceso de los argentinos a la carne vacuna frente al fuerte aumento de los precios a los consumidores”, se argumentó en Casa Rosada.

La decisión de extender sin modificaciones el cepo exportador se había tomado en los días previos y potencia la tensión entre el Gobierno y el campo, desde donde la mesa de enlace advirtió sobre el malestar de los productores y la posible vuelta de las protestas, que serían más duras, a menos de dos semanas de las elecciones primarias (PASO). Esto implica que las exportaciones no pueden superar el 50% del volumen que se embarcó entre junio y diciembre de 2020. Quedan afuera de esos límites los cortes de alta calidad (la cuota Hilton, la 481 y a EE.UU. Este mes se sumó a esas excepciones un cupo de 3500 toneladas de carne kosher a Israel.

En tanto, tienen vedada la exportación siete cortes populares: vacío, paleta, cuadrada, matambre, asado de costilla, falda y tapa de asado. Este grupo no se puede embarcar hasta el 31 de diciembre, según lo estableció el decreto 408, prorrogado este martes.

Las restricciones a los embarques de carne comenzaron a mediados de abril último con una serie de inspecciones a frigoríficos en medio de la escalada de precios al consumidor, que para ese mes marcaban subas promedio de 60% interanual, El 20 de mayo, en tanto, se prohibió por 30 días toda exportación, mientras que a fines de junio, y luego de conversaciones con el sector, se flexibilizaron un poco las ventas externas, con el esquema hoy prorrogado.