Pablo Moyano será indagado por maniobras con la barra brava de Independiente

820

El vicepresidente del club es acusado de haber dirigido una asociación ilícita junto a Pablo “Bebote” Álvarez y haber realizado maniobras defraudatorias.


La vicepresidente de Independiente, fue citado a indagatoria para este jueves de forma virtual, a las 11 en la causa por fraude contra Independiente. Para el fiscal Sebastián Scalera existen elementos suficientes para atribuir a Pablo Moyano “el delito de asociación ilícita en calidad de jefe, y motivo bastante para sospechar que (el dirigente sindical) ha participado en su comisión”.

La investigación sobre Pablo Moyano ya estuvo cruzada por operaciones y el mismo Llermanos tiene un pedido de indagatoria pendiente por intentar hacer cambiar su oposición a uno de los arrepentidos en la causa. Hace dos semanas el titular de la Unidad de Coordinación de fiscales, Sebastián Scalera, había citado a indagatoria al hijo de titular del Gremio de los Camioneros. Hubo en el caso un pedido de colaboración de parte de los fiscales de la Unidad Fiscal 3 de Avellaneda, Elbio Laborde y Solange Cáceres.

Como en la provincia la investigación está delegada en los fiscales, Scalera fijó la indagatoria para el viernes pasado pero el abogado de Pablo Moyano, Daniel Llermanos, pidió la postergación de la audiencia y la nulidad de la causa a la jueza de garantías Brenda Madrid. La respuesta de la magistrada fue dar traslado a los fiscales Laborde y Cáceres quienes señalaron que los argumentos de Llermanos “resultan atendibles” y como la causa la tiene Scalera “deviene precedente dejar sin efecto” la indagatoria de Pablo Moyano.

Esto devino en un nuevo planteo y sobre la competencia y el alcance de la Unidad que dirige Scalera, se pronunció el fiscal general interino Carlos Baccini, quien señaló en un dictamen que “debían devolverse las actuaciones para continuar con la pesquisa”. Por ello, este lunes el fiscal del caso sobre la defraudación al Club Independiente citó a indagatoria a Moyano nuevamente.

Para la fiscalía de Scalera, existen elementos suficientes para atribuir a Pablo Moyano “el delito de asociación ilícita en calidad de jefe, y motivo bastante para sospechar que (el dirigente sindical) ha participado en su comisión”.

Por este motivo, el funcionario judicial había llamado a declaración indagatoria al hijo del líder de Camioneros, Hugo Moyano, -ahora aliado del kirchnerismo- hace diez días. En el expediente se investiga una asociación ilícita con maniobras defraudatorias contra el club Independiente.

El dictamen sostiene que existiendo “elementos suficientes de la perpetración del delito de asociación ilícita en calidad de jefe”, es que debía ser indagado este jueves en base a uno de los hechos central de la causa que en un primer tramo, ya fue elevada a juicio oral.

La acusación contra Moyano esgrime que “desde fecha indeterminada y al menos hasta el mes de noviembre de 2017, operaba una asociación ilícita integrada por un grupo variable y no determinado de personas del sexo masculino y femenino, todos mayores de edad, siendo parte de la misma una facción de la hinchada del club Independiente”. Ese planteo fue respaldado por la Cámara Penal de Lomas de Zamora, al rechazar planteos de Noray Nakis y Héctor “Yoyo” Maldonado, también involucrados en la causa.

Este grupo de personas lideradas por Pablo “Bebote” Álvarez -quien según su confesión como arrepentido a su vez respondía órdenes de Pablo Moyano- se “reunían habitualmente con motivos de encuentros futbolísticos en donde interviene el equipo en las inmediaciones de su estadio, además de sus sedes sociales y lugares en donde se disputan los encuentros, como así también en los sitios en los que el equipo de primera división de Independiente concentra previo a los partidos y en los lugares de entrenamiento”.

Entre otros aspectos, la imputación remarca que la maniobras defraudatorias contra Independiente “mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas, ‘protocolos’ de acceso a los espectáculos deportivos de dicha institución, bonos y cuotas sociales por fuera del ámbito societario y sin ingresar el producido económico al patrimonio del Club”.

Es así que la Fiscalía indicó que en el marco de la organización existía un sistema de concesiones recíprocas entre parte de la dirigencia (Moyano, Nakis, Maldonado) y la barrabrava. Es decir, que la dirigencia del club funcionaba como fuente de financiamiento de la barra. A cambio, los dirigentes contaban eventualmente con los “servicios de la barra”.

En diciembre, la jueza de Avellaneda, Brenda Madrid, dio por clausurada la instrucción y envió a juicio oral al barra Pablo “Bebote” Álvarez como jefe de la asociación ilícita, junto a Damián Lagaronne, Roberto (Polaco) Petrov, Noray Nakis y Hector “Yoyo” Maldonado entre otros.

Información de Lucía Salinas en Clarín