Patricia Bullrich: “Queremos terminar con la Argentina de los privilegios”

352

Tras desistir de su candidatura en la Ciudad, la ex ministra ratificó que apunta al 2023 y que eso la lleva a plantear un discurso nacional. Defendió a Macri tras la quiebra del Correo y aniquiló a Ginés por su vuelta al país. “Tiene coronita?”, se indignó.


Patricia Bullrich es sin dudas una de las figuras políticas del momento luego de que en los últimos días se confirmara que no competirá en las legislativas de este año para darle lugar a María Eugenia Vidal en la Ciudad. Entrevistada en El diario de Leuco por LN+, destacó que “no abandona la lucha”, sino que -por el contrario- será candidata a presidenta en 2023, aunque tenga que enfrentarse a dirigentes como Horacio Rodríguez Larreta o Gerardo Morales. Además, criticó duramente a Ginés González García y el accionar de la Justicia en el Correo Argentino.

La presidenta del Pro criticó duramente el hecho de que el exministro de Salud haya logrado volver de España, en tiempos donde se redujo a 600 el cupo de los argentinos que diariamente ingresan al país, lo que generó la angustia y desesperación de miles de varados en todo el mundo. “Creo que le están devolviendo los favores que él hizo a costa de la vacuna de muchos argentinos”, lanzó. “Es un sistema de favoritismos, de favores, donde el ciudadano queda abajo y el funcionario tiene los privilegios”.

De este modo, según sostuvo la dirigente opositora, González García continúa gozando “del mismo privilegio que utilizó con el vacunatorio VIP”, aunque advirtió que ahora no es siquiera funcionario. “Que un funcionario no haga lo mismo que un ciudadano ya me parece muy mal; ¿el funcionario no trae la variante delta?”, dijo la exministra de Seguridad, para quien esta distinción “irrita mucho”. “Queremos terminar con la Argentina de los privilegios”, sostuvo.

Además, deslizó que quizás “estén vacunados con una vacuna que desconocemos, quizás la que no quieren traer a la Argentina”, y argumentó su hipótesis: “Si yo quiero ir a España no puedo porque tengo la Sputnik”. Y siguió: “No se hisopa o lo hizo en un lugar privado, por miedo a que la gente le diga algo”.

En línea con esto, Bullrich enumeró una serie de interrogantes: “¿Tiene ‘coronita’ que vuelve del país sin ningún problema y, seguramente, la fecha que tenía planificada? ¿Se hisopó el algún lugar privado o directamente no lo hisoparon? ¿Adonde se fue? ¿A su casa?”. Para ella, Ginés “le ha hecho un daño enorme a la Argentina con todo su proceso oscuro de contratación de vacunas y de no contratación de vacunas”. En relación a esto, subrayó los delitos de “tráfico de vacunas” y “tráfico de influencias”.

Al opinar sobre la vacunación y la cuestión de los varados, la presidenta del Pro apuntó: “Hay 5000 personas que no pueden volver; chicos que tienen enfermedades y que ya tenían el pasaje para ir a vacunarse porque acá no llegó la Pfizer, y ahora vimos que se solucionaba con un decretito que durante 7 meses el presidente Alberto Fernández negó. Ya sabemos que en varios de los contratos estamos dando hasta las regaláis petroleras. Los hielos continentales no son nada al lado de eso”.

En el día en que la Justicia decretó la quiebra del Correo Argentino SA, empresa icónica del grupo Macri, Patricia Bullrich salió a criticar duramente al Gobierno. “El kirchnerismo logró lo que siempre quiso: perjudicar a la familia Macri. Y lo hace sin medir los costos de una acción que no tiene sustento jurídico”, comenzó diciendo la presidenta del Pro vía Twitter. Además, remarcó su repudio a la “persecución partidista” y advirtió que ese tipo de maniobras “pone en riesgo el estado de derecho”. “¡Más que nunca tenemos que defender la República!”, cerró Bullrich.

Para Bullrich lo que sucedió “es grave para los hijos de Macri y su familia”. Y justificó: “En cualquier intento de acuerdo en la Justicia Comercial, siempre se privilegia el acuerdo a la quiebra. El acuerdo era por el pago del 100%, y no firmar un acuerdo cuando el pago es por el 100% es porque hay atrás un Kapricho, con ‘k’. Eso no solamente le hace daño a la familia de Macri, sino a la Argentina y su credibilidad, ¿qué empresario va a venir a invertir a la Argentina si el día de mañana tiene un concurso de acreedores, le quieren pagar a todos y dicen ‘no, lo mandamos a la quiebra’?. En ese sentido, la opositora comparó este accionar con lo ocurrido en Vicentin. “Es un Vicentin 2″.

Tal como remarcó Bullrich, el procurador del Tesoro, Carlos Zannini -”condenado, preso y monje negro”- “está trabajando en yunta, junto a la jueza” para llevar al Correo a la quiebra. Y disparó: “Todas las empresas de la Argentina están hoy con su libertad vigilada”.

Con respecto a su renuncia a la candidatura a los comicios legislativos, explicó que “hubo un primer momento donde muchísima gente le pidió que encabece la lista de la Ciudad, diese esa batalla y fuese a una interna”. Y continuó: “En la medida en que fueron pasando las horas y vieron que mi conducta era la de la ética del ejemplo que necesitamos los argentinos para que todo Juntos por el Cambio avance y logre ganar estas elecciones parlamentarias, creo que se pasó de ese pedido a valorar el renunciamiento como algo que se le pide a mucha más gente. Queremos la unidad”.

La exministra de Seguridad señaló entonces que su objetivo fue “generar el ejemplo”. “Yo no abandono la lucha”, ratificó. “Quiero generar la épica de una transformación y de que la Argentina no tiene como única posibilidad salir por Ezeiza; quiero que luchemos con el campo; y que sigamos trabajando para que la Justicia no sea la que hoy condenó injustamente a la quiebra a Mauricio Macri. Hoy quebraron la Justicia Comercial”.

En ese momento, habló de las elecciones de 2023. “¿Va a ser candidata a presidenta, aunque tenga que competir con Rodríguez Larreta o Gerardo Morales?”, le preguntó Afredo Leuco. “Absolutamente, totalmente, porque creo que eso me lleva a poder plantear, a partir de hoy, un discurso nacional. Hoy me llamaron de todo el país y me dijeron que por suerte no me quedo solo en la ciudad”.

Afirmó que se bajó de su candidatura de medio término, en parte, porque “la Ciudad está ganada”. E insistió con que hace falta unidad en provincia de Buenos Aires: “Voy a hacer todo el esfuerzo para conseguirlo”.