Patoterismo de Estado en San Juan

3368

En una escena de fascismo explícito, unos 30 piqueteros fueron a escrachar a la puerta de su casa a una señora que estaba sola con sus hijos, porque la acusaban de incentivar los banderazos contra Alberto Fernández.


No es escrache, es un apriete mafioso”, describió Belén Varela, la mujer sanjuanina que fue increpada y amenazada por un grupo de barrabravas en su propia casa luego de convocar un banderazo en rechazo a la llegada del presidente Alberto Fernández a la provincia.

Según los videos que se viralizaron, un grupo de unos 30 hombres con barbijos se presentaron con redoblantes frente a la vivienda de la joven e hicieron ruido durante varios minutos, la insultaron y hasta quisieron sacarle el celular para que no filme.

Estamos pidiendo transparencia pública, ficha limpia. No queremos que nos gobiernen delincuentes, y queremos saber qué se hace con el dinero de nuestros impuestos. Esto no fue un escrache, es apriete mafioso. También fueron a la casa de mis padres. La Policía cortó la avenida para que pudieran hacer todo el lío que quieran”, se descargó la mujer en diálogo con Le doy mi Palabra, en Radio Mitre.

Anoche en Palabra de Leuco, el secretario de Seguridad de San Juan repudió el accionar de estos violentos: “Esto es abuso del ejercicio de derecho de expresión. No sigamos yendo a domicilios, es un ejercicio desmedido que nos puede llevar a reacciones como estas”.