Separaron a las condenadas por el crimen de Lucio Dupuy: “Se les acabó la luna de miel”

589

La madre fue trasladada a Mendoza, mientras que su novia quedó alojada en San Luis. La ministra Patricia Bullrich celebró el fallo.


La madre de Lucio Dupuy, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja Abigail Páez cumplirán el resto de su condena a prisión perpetua por el asesinato del menor de 5 años en prisiones separadas, tras concretarse una decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación de separarlas.

Espósito Valenti fue trasladada al complejo penitenciario Federal N° 6 de Mendoza, en tanto Páez quedó alojada en una cárcel de San Luis. Hasta el momento, ambas convivían en una prisión de La Pampa, cumpliendo la sentencia impuesta por la Justicia por haber matado a Lucio, de 5 años.

El crimen del pequeño se produjo en la ciudad de Santa Rosa, en La Pampa, el 26 de noviembre de 2021. En este sentido, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, festejó la decisión de su cartera en su cuenta de la red social X (antes Twitter): “Se les acabó la luna de miel a las asesinas de Lucio Dupuy”.

“Ahora ya están separadas, en dos cárceles en provincias distintas, y pasarán hasta el último día de sus vidas encerradas y sin verse”, detalló la funcionaria que publicó un video con Ramón Dupuy y Leticia Hidalgo, abuelo y tía de la víctima, a quienes recibió hace una semana en la sede del Ministerio de Seguridad, en el barrio porteño de Recoleta.

Las responsables de su sufrimiento y el de toda su familia van a tener su merecido, y Lucio y su familia van a tener justicia“, concluyó Bullrich.

El subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Julián Curi, junto con funcionarias del Servicio Penitenciario Federal y el abogado José Maria Aguerrido, que representa a la familia de Dupuy, se reunieron con con funcionarios judiciales de La Pampa y con autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad de esa provincia y acordaron el traslado de Espósito Valenti a Mendoza.

El caso

Lucio Dupuy fue asesinado el 26 de noviembre de 2021 en su casa de la calle Allan Kardec al 2300 de Santa Rosa, La Pampa, por su madre, Magdalena Espóstio Valenti, y su novia Abigail Páez.

El niño de cinco años fue visto vivo por última vez a las 17.32, y entre esa hora y las 19.40, por lo que a las 21.30 fue derivado primero a un centro asistencial y luego al Hospital Evita, donde a las 21.45 se constató su fallecimiento.

Según determinó el tribunal de juicio al que fueron sometidas Espósito Valenti y Páez, las dos condenadas participaron de la golpiza mortal al nene, quien recibió puñetazos, patadas y palazos, además de un pisotón en la espalda por parte de la novia de la madre, el cual le causa lesiones internas y un edema cerebral.