Mauricio Macri buscará recuperar el poder en Boca

685

El ex presidente de la Nación se presentó como candidato a vicepresidente en el “Xeneize” y acompañará a Andrés Ibarra en la fórmula.


Mauricio Macri, ex presidente de Boca entre 1995 y 2007, junto al candidato a presidente Andrés Ibarra anunciaron la formula de la oposición para las elecciones en el club “xeneize” que tendrá lugar el próximo sábado 2 de diciembre

La presentación tuvo lugar en el Yacht Club de Puerto Madero alrededor de las 14.30 horas del lunes, momento en el cual Andrés Ibarra apareció junto a Mauricio Macri y tomó la palabra, como candidato a presidente, comenzando con un agradecimiento a las agrupaciones que lo respaldan y al ex mandatario de la Nación: “Gracias a las agrupaciones que nos respaldan y sobre todo a vos, Mauricio (Macri), que tomaste la decisión de volver a nuestro club para ayudarnos a ponerlo en lo más alto. Por eso es un honor para mí decirlo formalmente que me vas a acompañar en la fórmula como vicepresidente 1°. Contar con el apoyo del presidente más exitoso en la historia de Boca es un verdadero orgullo”.

“Estamos ante una elección importantísima, clave para el futuro de Boca, y por eso como oposición entendimos desde hace tiempo que no podíamos ir divididos. Por eso este trabajo que hemos llevado adelante para lograr esa unión con el fin de recuperar la gloria perdida y volver a poner a Boca entre los cinco clubes del mundo” agregó el ex Ministro de Modernización argentino durante la presidencia de Mauricio Macri.

La semana pasada, el empresario Jorge Reale bajó su candidatura a presidente de Boca y no se fusionaria ni con el oficialismo, que todo indicaría que lo comandará el ídolo boquense Juan Román Riquelme, ni con la oposición. A pesar de esta declinación, quién si se encolumnó detrás de Andrés Ibarra fue Diego Lajst, quién supo ser dirigente del “Xeneize” durante la gestión de Daniel Angelici, que trabajará con la fórmula Ibarra-Macri, entre 2012 y 2019.

Continuando con su introducción, Andrés Ibarra recordó lo que fue la gestión de Mauricio Macri al frente de Boca entre 1995 y 2007: “En la época dorada con Mauricio (Macri) como presidente, que tuve el honor de acompañar como gerente general, cosechamos 16 títulos en 12 años, incluidas cuatro Libertadores y dos Intercontinentales, y en ellas les gamos al Real Madrid y al Milan, dos gigantes europeos. Sabemos de grandes hazañas, para eso hace falta mucha pasión, pero sobre todo muchísima gestión, y poniendo siempre a Boca por encima de todo y de todos. Nadie puede ser más importante que el club”.

“Contamos con la experiencia, contamos con los equipos y así como lo hicimos sabemos que lo vamos a volver a hacer. Sueño, por supuesto, con un Boca del futuro que recupere la mística ganadora, que vuelva a ser un club modelo, moderno y transparente, con profesionalismo y reglas del juego claras. Poniendo al socio de Boca en el centro de la escena, y terminando con la improvisación, el personalismo y los favores para los amigos” añadió Ibarra apostando, discursivamente, al “ancho de espada” de la fórmula: el imborrable recuerdo de los hinchas y socios de los años dorados de Boca entre 1998 y 2008.

Luego, el candidato a presidente de Boca concluyó su parte hablando de “formar un equipo competitivo” y de “La Bombonera Siglo XXI”, el proyecto de reforma del estadio boquense: “Queremos tener de nuevo un equipo competitivo a la altura de Boca, acorde a lo que siempre fue nuestro club: buen fútbol, garra y corazón. Vamos a traer refuerzos de jerarquía, potenciaremos a los juveniles y les daremos el rodaje que se merecen con la planificación adecuada. Queremos un Boca copero”.

“La Bombonera Siglo XXI, como uno de los pilares de nuestra plataforma del Boca que soñamos, como la única solución definitiva para los miles de socios que hoy no pueden ir a la cancha. Será el estadio más grande de Sudamérica, para cerca de 105 mil personas, será en La Boca y será en nuestro Boca, en Casa Amarilla. Es el único proyecto que no requiere de la compra de propiedades ni de terrenos” cerró el economista de 67 años.

Mauricio Macri junto a Andrés Ibarra presentando el proyecto de “La Bombonera Siglo XXI”. Foto: NA

Al terminar su introducción, Andrés Ibarra le cedió la palabra a Mauricio Macri que empezó recordando el Boca de principios de siglo, el de su gestión: “Es un día muy especial. Nunca soñé en volver a sumarme a la conducción del Club Atlético Boca Juniors que para mí ha sido y es algo muy importante en mi vida, mis afectos, mis emociones, en todo… Fueron 12 años increíbles y parece que fue ayer cuando salimos a caminar por Buenos Aires, por las peñas del Interior, con el sueño de recuperar la gloria perdida. Estuvimos 1° en el Ranking FIFA varias veces porque le ganamos a los mejores del mundo. ¿Por qué lo logramos? Porque hubo un conjunto de hombres y mujeres dispuestos a trabajar mancomunadamente, con humildad, con profesionalismo, con dedicación. Porque todos entendimos que era un honor estar en Boca, todos nos debíamos a Boca”.

Desde que fue elegido presidente el 13 de diciembre de 1995 hasta el 4 de diciembre de 2007, el “Xeneize” ganó 16 campeonatos con jugadores de la talla de Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez, Mauricio Serna, Marcelo Delgado, Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto y Juan Román Riquelme, muchos de ellos, parte del oficialismo al cual busca derrotar el 2 de diciembre en las urnas. Entre esos torneos, se encuentran cuatro Copas Libertadores y dos campeonatos del mundo.

Justamente, luego de la nostalgia de sus años como presidente, Juan Román Riquelme fue el apuntado de Mauricio Macri: “Todo me duele porque, con mucho orgullo, yo fui a buscar a Juan Román Riquelme a las Inferiores de Argentinos Juniors, lo traje a Boca, junto con Bilardo lo hicimos debutar en Primera y no solo eso, después aprovechamos el conflicto que tuvo con Villarreal y lo trajimos devuelta. Y mucho me lo cuestionaron porque costaba muchísimo el contrato de Román. La verdad que acertamos porque, no solo fue el mejor campeonato de Riquelme en Boca, sino que ganamos la Copa devuelta. Pero eso ya hoy no está, no existe ese espíritu de cuerpo, ese respeto del día a día con los jugadores y con los socios. No entiendo cuando el dice que para él Boca es el patio de su casa y actúa como si fuese su casa. Y no, Boca es una de las instituciones deportivas más grandes del mundo, y todos debemos entender que estamos para Boca, en Boca hay que venir a dar, no a sacar”.

Mauricio Macri durante el anuncio de la fórmula opositora en Boca. Foto: NA/Daniel Vides

No conforme, el ex presidente de la Nación fue por más y atacó a Cristián Riquelme, el hermano de Román: “Chanchi Riquelme nadie sabemos quién es, nadie lo votó al hermano de Román, y es el que maneja el club bajo las órdenes de Román. Y pasan todo tipo de cosas que no son las que sucedían históricamente en Boca y son las que hoy me han convocado acá. Boca necesita que le pongamos el hombro”.

“Andrés (Ibarra) no es alguien que le vaya a hacer la rabona a Yepes, eso está fuera de discusión. Ni le va a hacer un pase de 40 metros a Martín (Palermo) para que le meta el primer gol al Real Madrid, pero es alguien preparado, honesto, que conoce el club como nadie” remarcó Macri cometiendo un error importante en la comparación ya que lo de Juan Román Riquelme al ex defensor colombiano de River Mario Yepes fue un caño, en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores 2000.

Luego, volvió a aparecer en escena Andrés Ibarra para puntualizar, en conjunto al también ex jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sobre varias cuestiones y la primera fue sobre quién será el director técnico en caso de ganar la presidencia: “Obviamente estamos trabajando. En los próximos días vamos a dar a conocer el nombre del futuro entrenador de Boca”.

El proyecto de “La Bombonera Siglo XXI” volvió a ser el foco de la presentación y Mauricio Macri respondió sobre ello: “Es obvio que a Boca el estadio le ha quedado chico, necesitamos ampliarnos y eso es un enorme desafío. No solo tenemos que tener la capacidad para afrontarlo, sino que también la realidad económica del país nos tiene que acompañar. Con esta crisis todo se hace difícil de imaginar, pero esto se espera que cambie el año que viene y en el mejorar de la economía argentina Boca tiene que encarar este proyecto sí o sí. Fue doloroso para muchos despedirnos de los viejos palcos y será doloroso para todos despedirnos algún día de La Bombonera porque hay una historia única, pero esperamos que los arquitectos puedan recrear una acústica lo más parecido posible a la que tenemos que es mágica”.

Sin pelos en la lengua, el candidato a presidente fue contundente sobre lo que hará con el Consejo de Fútbol que integran varios de aquellos estandartes futbolisticos de la gestión de Mauricio Macri en Boca: “El Consejo de Fútbol lo disuelvo en el primer minuto, es una pésima decisión en la conducción del fútbol profesional. Contamina el vestuario, le quita autoridad al técnico y las pruebas están a la vista mirando los resultados. Glorias del club se han ido por la ventana o en una estación de servicio, digamos”.

“Tenemos un proyecto integral para el fútbol juvenil, yo tuve varias reuniones en el exterior, estuve viendo experiencias muy exitosas. Además de darle a los juveniles una identidad futbolística, en el mundo se prioriza la formación de personas, sobre todo en la Argentina que vivimos hoy que muchos de esos chicos vienen de lugares carenciados.Lo que veo que ha pasado ahora es que más de la mitad de los chicos que vimos se han formado en la gestión anterior. Esta gestión le ha dado la oportunidad a muchos chicos que debuten en Primera, pero yo lo que veo es que hay improvisación, no una planificación” agregó Andrés Ibarra.

Mauricio Macri declara, Andrés Ibarra observa. Foto: NA/Daniel Vides

Nuevamente, el ex presidente de Boca fue contra Juan Román Riquelme para responderle los dichos del actual vicepresidente del club que sostuvo que “el hincha tiene que decidir si somos un club de fútbol o dejamos que lo usen para hacer política”: “Duele porque él estuvo en el club durante mi gestión y sabe que mi única prioridad es Boca. Boca es Boca y la política, la política. Cuando yo lo escucho a Román decir que no debería haber elecciones digo ‘caramba’, cómo va a decir que él se tiene que quedar porque sí. Eso es preocupante”.

Luego, Mauricio Macri abordó una temática que fue tendencia durante estos últimos días: las Sociedades Anónimas Deportivas en el fútbol, una discusión que reinstaló Javier Milei -candidato a presidente de la Nación por La Libertad Avanza- y que tuvo un fuerte y amplio rechazo de los clubes del fútbol argentino este fin de semana.

“Yo ya me manifesté hace muchos años. Creo que el mundo ha tomado una dirección y creo, como persona que cree en la libertad, que cada club debe poder decidir cómo se quiere organizar, nadie lo puede obligar. Si hay socios de clubes que creen que es mejor convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas hay que dejarlos, que cada una decida. Boca nunca decidiría cambiar, pero hay otros clubes en el país que es factible para ellos, porque ven por televisión lo bien que les va a equipos europeos que tienen ese tipo de normativa, entonces creo que lo mejor es que cada uno elija” sostuvo el ex presidente de la Nación.

Además, aprovechó para expresar que el mismo Javier Milei les pidió que le devuelvan la alegría de ser hincha de Boca: “Ya tenemos arquero, ja. Él nos ha encargado públicamente que recuperemos la alegría de ese Boca que daba ejemplo. Javier Milei, como muchos hinchas de Boca, quieren volver a ver esa institución respetada y competitiva por supuesto, porque todos queremos ganar y competir”.

Sobre su relación con la Asociación del Fútbol Argentino, Mauricio Macri declaró: “Me manifesté públicamente cuando se anularon los descensos. La liga argentina ha caído mucho en el mundo. Es cierto que el desastre económico de estos cuatro años ha afectado mucho a los clubes, los jugadores ganan mucho menos y cualquiera se los puede llevar, pero a la vez no ayuda tener tantos equipos. Eso debilita a la liga y está confirmado que no funciona, no es serio. Boca planteará un diseño de liga que ayude a los clubes y que mejore. Tener a nuestros mejores jugadores fuera del país duele. Insisto, no todo es culpa de las decisiones de AFA”.

Fuente: NA