Acuña culpó al kirchnerismo y a los gremios por las tomas de colegios en la Ciudad

224

“Armaron un escenario con las tomas como si estuviésemos en los 70”, se quejó la ministra de Educación porteña ante la situación que atraviesan varias escuelas de CABA.


Continúa el escándalo por la toma de escuelas en la Ciudad de Buenos Aires. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, acusó este domingo al kirchnerismo de armar “un escenario como si estuviésemos en los ‘70”. Asimismo, responsabilizó al gremio Ctera y a legisladores del Frente de Todos de incitar a los estudiantes a este accionar. Por otra parte, se refirió a su futuro político con vistas a 2023.

En declaraciones radiales, la funcionaria de Horacio Rodríguez Larreta sostuvo que “hasta el momento no había habido por parte de ninguna de las escuelas la información de que hubiese una situación de malestar e indignación tal que justifique una medida de fuerza como esta”. En ese sentido, apuntó a “una iniciativa político-partidaria que comenzó hace 100 días incitada por Ctera y legisladores del Frente de Todos, que entregaron manuales de cómo tomar escuelas”.

“Algunos reclaman por problemas de infraestructura que no tienen sus escuelas”, agregó la funcionaria porteña. Y aclaró que hasta “hoy quedan solo siete tomas”. “El Mariano Acosta, donde fue la primera toma por problemas de infraestructura, tiene un edificio centenario que tenía los baños completamente vandalizados y fue refaccionado a nuevo durante la época de Esteban Bullrich”, explicó.

En esta línea, mencionó: “Vino la pandemia, los arreglamos otra vez y hoy están nuevamente destrozados por actos de vandalismo. Se quejan por las destrucciones que ellos mismos hacen. Hemos hecho edificios a nuevos. Las escuelas que más se están quejando no tienen demandas propias”.

“Nos trataron de asesinos y nos denunciaron por intentar abrir las escuelas. Y desde todos los organismos de derechos humanos que hoy nos presentan habeas corpus y nos demandan no se los escuchó decir que millones de niños habían perdido la educación por haber cerrado las escuelas en la pandemia más larga de todo el mundo”, apuntó la ministra en relación a la gestión de la cuarentena por parte del Gobierno nacional.

Las denuncias de la Ciudad a los padres de los alumnos

En paralelo, no sólo justificó las sanciones a los estudiantes implicados en las tomas, sino también las denuncias a sus padres. “No sólo amenazamos, sino que también denunciamos en el Fuero Contravencional y Penal a aquellos padres que avalaban las tomas, porque son los responsables adultos de lo que pueda llegar a pasar a los chicos durante ese período de intrusión de un edifico público y sin cuidado de un adulto”, se explayó.

En medio de la polémica por los efectivos de la Policía de la Ciudad que notificaron a los padres denunciados por las tomas de colegios yendo a sus domicilios, la funcionaria porteña destacó que “además fueron demandados en lo civil porque con nuestros impuestos estamos financiado el salario de docentes que no pueden ir a trabajar”. “En democracia no hay manera de vulnerar el derecho a la educación”, sentenció.