Tetaz “Seguiremos trabajando para el 2023, se abrió una luz de esperanza que antes no estaba”

287

El diputado electo de Juntos en CABA consideró que el mensaje en las urnas fue un “quiebre brutal” y da cuenta que “la gente está podrida”. “Me preocupa que el Gobierno está en una realidad paralela”, criticó.


En tan solo cinco meses, su vida dio un giro radical. Del periodismo a la política, de los análisis políticos y entrevistas a ganar una elección en uno de los distritos más pesados del país, sacándole ni más ni menos que 22 puntos al kirchnerismo. El ahora diputado electo de Juntos por la Ciudad de Buenos Aires, Martín Tetaz, estuvo en el Diario de Leuco para dejar sus sensaciones sobre lo que fue una jornada histórica para la oposición a nivel nacional.

“Habíamos hecho una apuesta muy grande a lo largo y ancho del país en busca de los senadores que necesitábamos y lo logramos. Fue un quiebre brutal. Realmente fue una satisfacción muy grande porque vos planificás algo, lo armás, lo pensás, lo estructurás y funciona”, comenzó el dirigente que integró la lista de María Eugenia Vidal.

Orgulloso por el resultado obtenido, destacó que “prácticamente le ganamos por más de 20 puntos al segundo, 30 puntos al tercero”, aunque lamentó que hubo algunos sinsabores también porque “no entró Sandra Pitta como diputada y tampoco votó tanta gente como queríamos”. “Lo más gratificante fue haberle dado a tanta gente por primera vez una esperanza, la gente vuelve a respirar aire. Tendremos que seguir trabajando para ganar en 2023 pero ahora se abrió una luz de esperanza que antes no estaba. Hemos aportado, así que estamos contentos”.

COn respecto al plan económico del Ejecutivo, su negociación con el FMI y el presupuesto, Tetaz analizó: “Primero quiero ver lo que envía el presidente al Congreso, permitime dudar porque mandaron un presupuesto y luego Cristina salió a descalificarlo. Ojalá hubiera cierta madurez para que digan vamos con este presupuesto y lo defiendan. Imagiino paralizada la posibilidad de que el Gobierno gobierne por decreto e imagino un congreso mucho más fuerte”.

Sobre el mensaje en las urnas de la gente, el economista aseguró que “la gente está podrida” y que “no se puede caminar tranquilo en Argentina, no se puede trabajar”. En esa línea, opinó que durante estos años del gobierno de Alberto Fernández, “el oficialismo vivió en Narnia los últimos dos años, viven en una realidad paralela” y que de cara a lo que se viene habrá un nuevo gabinete.

Sobre la reacción del mercado a los resultados, explicó que el tipo de cambio se quedó estable porque “el mercado reacciona a la sorpresa”, y en este caso la antesala con las elecciones primarias había mostrado una derrota del oficialismo a nivel nacional.