La oposición repudió los cambios a la reforma judicial: “Una vergüenza”

990

Antes de la votación, el kirchnerismo incluyó decenas de cambios al proyecto. “Es un paso más en este oscuro proceso para destruir la justicia argentina”, alertó el senador Esteban Bullrich.


El Senado finalmente le dio media sanción al proyecto de reforma judicial enviado por el Gobierno, con 40 votos a favor y 26 en contra. Aunque el transcurso de la sesión se desarrolló sin grandes conflictos ni exabruptos, hubo tensión en el final por las nuevas modificaciones que incluyó el kirchnerismo, las cuales fueron leídas sobre el cierre por la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Angeles Sacnun.

Después de la votación, legisladores de Juntos por el Cambio se descargaron en las redes sociales y coincidieron en que fue una “vergüenza” lo que hizo el oficialismo.

El Frente de Todos le dio luz verde con dos aliados: el ex gobernador Alberto Weretilneck (Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Misiones). En contra votó toda la bancada de Juntos por el Cambio, y los dos miembros del interbloque federal que estaban presentes: Lucila Crexell (Neuquén) y Carlos Reutemann (Santa Fe).

El eje de la iniciativa busca licuar el poder de Comodoro Py y extender las estructuras judiciales de las provincias con más de 60 nuevos juzgados federales, 9 Cámaras de Apelaciones y tribunales orales.