En plena cumbre del Celac, Lacalle Pou condenó al régimen cubano y chavista

985

El presidente uruguayo se plantó frente a Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro. “No hay democracia plena, hay represión, encarcelan opositores y no respetan los derechos humanos”, dijo preocupado por la situación de esos países.


“Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, con esa frase inició Luis Lacalle Pou su discurso en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)

El presidente uruguayo despertó así el enojo de los dictadores de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel. Al terminar la primera parte de su exposición, Maduro lo desafió a debatir, igual que al paraguayo Mario Abdo Benítez, quien había advertido que su presencia en la cumbre “en ningún sentido o circunstancia representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro”.

Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia… en Paraguay, en Venezuela y en América Latina, y estamos listos para darlo. O lo digo un poco más, si me permiten la pasión: ponga usted, presidente Lacalle, la fecha, el lugar, para un debate”, lanzó el líder del régimen bolivariano, que habló inmediatamente después que el uruguayo.

Una vez que finalizaron todos los oradores, el cubano Miguel Díaz-Canel pidió la palabra para responderle a Lacalle Pou. “El coraje del pueblo cubano se demostró por seis décadas ante la agresión y el bloqueo a Estados Unidos, obstáculo fundamental para avanzar en nuestro desarrollo y que el presidente Lacalle no mencionó. Escuche usted a su pueblo que juntó más de 700.000 firmas contra la LUC (Ley de Urgente Consideración). El monroísmo y la OEA es lo que acaba de defender usted”, le expresó el mandatario castrista. “Escuche usted a su pueblo que recogió más de 700.000 firmas contra su paquetazo neoliberal”, agregó.

Entonces el presidente uruguayo volvió a pedir la palabra, en un inédito cruce en el marco de la cumbre regional. “El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi nación que no comparto y no son ciertos. Sí hay algo que es cierto: en mi país, por suerte, la oposición puede juntar firmas y tiene resortes democráticos para quejarse. Esa es la gran diferencia con el régimen cubano”, insistió.

Allí fue cuando Lacalle citó un fragmento del tema “Patria y vida”, el “himno” de las protestas contra el régimen de Díaz-Canel: “Que no siga corriendo la sangre, por querer pensar diferente, ¿quién les dijo que Cuba es de ustedes? Si Cuba es de toda mi gente”.