“Queremos la vacuna ya”: padres de chicos con discapacidad exigen una respuesta

399

El movimiento VacunaMe refuerza su reclamo para que vacunen a los menores que son factor de riesgo. “La desesperación es impresionante; no queremos llegar a hechos que nos duelan”, dijo Marisa.


Ante la falta de un antídoto disponible en el país que está aprobado su uso en menores, padres y madres de jóvenes con Síndrome de Down y otras condiciones similares no cesan sus reclamos para que el gobierno les dé una respuesta e inmunicen a sus hijos contra el coronavirus.

“Somos un grupo de papás de toda la Argentina, que nos hemos unido por esta vacunación para los chicos con discapacidad y con riesgo; lo que nos preocupa ahora es que no hay respuesta; no hay una fecha; hay nombres de vacunas pero no están aprobadas”, relató indignada Marisa, una de las integrantes del movimiento, en diálogo con Le doy mi Palabra por Radio Mitre.

“Queremos la vacuna ya; sabemos que la Pfizer ya fue usada en estos chicos en Estados Unidos; la desesperación nuestra es impresionante; no queremos llegar a hechos que nos duelan”, agregó.

La mujer contó que “en Villa María no han habido chicos fallecidos, pero sí en Villanueva; el niño tenía síndrome de down; el sufrimiento de los padres, quienes nos apoyan en esta campaña. Tuve un zoom con personas de Salud de Córdoba, quienes tampoco tienen información de cuándo van a llegar. También pretendemos que los gobiernos provinciales metan presión con nosotros”.

“La vacuna tiene que llegar; no tenemos por qué esperar tanto. Nuestro sufrimiento lo sabemos sólo los que lo vivimos. Mi hijo convulsiona de noche; dormido; Joaquín tiene 13 años y no es ni niño ni adolescente; si no tenés una prepaga buena, tenés que recorrer todos los hospitales para que te lo reciban, al margen de la desesperación del chico que no está respirando y se te puede morir en los brazos. Mi hijo está medicado por la convulsión; por su patología; si le pongo una vacuna que tiene un virus, no podemos estar practicando”, advirtió Marisa.

Por último, sostuvo que “la propuesta es la Moderna, pero todavía no pasó las pruebas. No tenemos un registro para empezar a anotar a los chicos. Invito a la Argentina que nos acompañen en esta lucha, que queremos que sea corta”.