Ritondo: “Convirtieron la compra de vacunas en una cuestión ideológica”

380

“Sin dudas la carta revela lo peor de esta trama, politizar e ideolizar la vacuna”, el diputado de Juntos por el Cambio repudió la carta del Gobierno a Rusia en reclamo de las segundas dosis.


Ayer trascendió que semanas atrás el Gobierno le advirtió a Rusia que la Argentina está “en una situación muy crítica” por las complicaciones para conseguir el componente dos de la vacuna Sputnik V e incluso barajó la posibilidad de cancelar el contrato. El planteo fue realizado por la asesora presidencial Cecilia Nicolini, quien envió un efusivo mail al integrante del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) Anatoly Braverman el pasado 7 de julio.

Como le mencioné hoy, estamos en una situación muy crítica. Nosotros teníamos la esperanza de que, después de la conversación que tuvimos tú, (la ministra de Salud) Carla (Vizzotti), (el CEO del RDIF) Kirill (Dmitriev) y yo un par de semanas atrás, las cosas iban a mejorar. Pero han empeorado”, se quejó la funcionaria nacional, encargada de gestionar la compra de vacunas contra el coronavirus.

En medio de la polémica que generó esta noticia, el diputado de la oposición Cristian Ritondo opinó que “sin dudas la carta revela lo peor de esta trama, politizar e ideolizar la vacuna, pedir para una campaña electoral. Convirtieron la compra de vacunas en una cuestión ideológica”.

“Hay un contrato que nunca supimos bien cómo era. Necesitábamos vacunas americanas, rusas, inglesas y la Argentina debía comprar lo máximo posible entendiendo que en el mundo había una gran demanda y que posiblemente habría demoras en las entregas“; consideró el legislador y ex ministro de Seguridad bonaerense.

Al comparar la situación local con países de la región, remarcó que “tanto Chiile como Uruguay, tienen muchos más vacunados que nosotros, con una situación económica mejor que la nuestra, acá nos fue muy mal en economía y en salud. Lo dijimos siempre, una cosa iba de la mano de la otra. No podíamos desperdiciar las libertades individuales y el trabajo de la gente en pos de la salud, que eran parte de la salud”.

“Al final del camino nos ha ido muy mal, los números de la pobreza son extremamente graves, el ingreso está licuado, a los jubilados le han hecho un ajuste terrible y los sueldos de la Argentina son comparados con los de Haití“, describió indignado Ritondo.

Y remató con dardos a las falsas promesas del Frente de Todos: “Esta es la Argentina que tenemos, la que construyeron. Aquellos que dijeron que venían a llenar la heladera y que venían con el asado. Hoy no solamente no se puede comer carne, sino que 3 de cada 4 chicos no pueden comer en el conurbano bonaerense”.