Bazán: “Hay una población muy alerta, ya no pueden hacer tan fácil las cosas que hacían”

5392

El periodista lamentó la vuelta del kirchnerismo al poder pero confesó: “Tengo muchísima esperanza porque creo que hay un cambio cultural, lento pero indefectible”


“Porque es hora de que les de vergüenza arrear pobres, jugar con su miseria, celebrar una lealtad al que más chorea; el libro trata de la impunidad, el choreo y de la venganza, los pilares en los que se asienta el gobierno de los Fernández. Seamos libres propone alternativas para cambiar el rumbo y contrarrestar este presente de loas a los dictadores venezolanos, testigos torturados y ahorcados, presos comunes liberados, presos distintos en mansiones robadas, jueces perseguidos, jubilados estafados, derechos humanos violados, consagración del pobrismo, marchitas, sarasas y cosos. Para que recuperemos la República para todos los argentinos”, se lee en la contratapa de Seamos libres, el nuevo libro de Osvaldo Bazan que desde este viernes 13 de noviembre estará en todas las librerías del país.

Entusiasmado por el estreno, el periodista contó en Radio Mitre que “hubo un cambio en mi carrera, lo último que estaba haciendo era escribir comedias musicales; pero noté que la patria me necesitaba. Fue una explosión interior; el año pasado escribí algunas cosas en mi página de facebook y se viralizó. La gente del diario El Sol de Mendoza me llamó para pedirle una columna por semana; y bueno; se fue instalando”.

Escuchá a Osvaldo Bazán con Alfredo Leuco

“Son sensaciones frente a la política. Yo no soy un analista político; puedo jactarme de no tener fuentes; muchas veces son condicionantes, yo no los conozco, no me cuentan cosas, entonces me siento con mucha libertad. Estoy informado y saco conclusiones, pero no hablo con el poder para hablar del poder“, detalló Bazán en Le doy mi Palabra.

En esa línea remarcó que “no represento más que a lo que a mi me pasa; no escribo para que nadie se sienta representado; a veces digo cosas que pueden resultar incómodas, incluso para gente que puede pensar en algunas cosas como yo. No espero a ver qué dicen los vecinos para ir a escribirlo”.

Consultado sobre lo que más le molesta del escenario político y el presente que atraviesa la Argentina, el escritor consideró que “le parece de una gravedad tremenda haberle dado otra vez la posibilidad a esta gente que tenga poder porque ya los conocíamos. Vimos en 12 años claramente el choreo, la violencia, la superioridad moral y haberlos votado de nuevo… el gobierno está ahí porque la gente lo puso ahí”.

“Tengo muchísima esperanza porque creo que hay un cambio cultural, que es lento, pero indefectible; ya no pueden hacer tan fácil las cosas que hacían. Si en 2013 Cristina Kirchner decía vamos a estatizar Vicentin, la estatizaban; hoy no pueden. Por algo están tan apuradas; hay una población muy alerta. Nos estamos dando cuenta; no es poco”, concluyó.