Maximiliano Guerra: “El kirchnerismo defiende a vagos”

2074

En el día de su cumpleaños, el artista habló con Radio Mitre y recordó cómo fue su acercamiento al PRO. Cuestionó al Gobierno por “olvidarse de la gente” y “defender a los vagos”.


A pesar de su extraordinario talento como bailarín y coreógrafo, Maximiliano Guerra adoptó en el último tiempo una postura política que lo hizo trepar en la exposición pública con duras críticas a la gestión del Gobierno nacional en medio de la pandemia. Su nueva pasión lo llevó a participar de reuniones con dirigentes importantes de la oposición como Patricia Bullrich y lograr la fundación del “PRO Social” confesó que se acercó al Pro por “la forma de mirar de Mauricio Macri, la política, la vida y la libertad”.

En diálogo con Alfredo Leuco en Le doy mi Palabra, el artista contó que “siempre me interesó la política; hice mi secundario durante la dictadura, necesitábamos saber. Siempre debatí mucho con amigos, he tenido una madre muy radical que lamentablemente después se transformó en kirchnerista”. “Yo en mi adolescencia era peronista; las últimas discusiones eran al revés. Me puse del lado que estuve siempre; separar el kirchnerismo del peronismo; el peronismo tiene una base republicana, que defendía al trabajador; y el kirchnerismo defiende a vagos”.

Escuchá a Maximiliano Guerra con Alfredo Leuco

Sobre sus primeros pasos en la política, Guerra recordó el día que llamó a Mauricio Macri para integrar el espacio. “Me acerqué al Pro porque siempre me gustó la forma de mirar de Mauricio Macri, la política y la vida; la libertad. Poder sentarse a debatir con gente que piensa distinto, respetarse y sobre todo tratar de aprender del otro. Ví que se venía un debate importante con las PASO del 2019, lo llamé y le dije, Mauricio, soy un soldado de la democracia; quiero participar; quiero aportar. Me dijo ‘llamala a Patricia Bullrich’. Y así fue, fundamos el Pro Social que es muy importante. Siempre quise estar cerca de la gente”.

“Tenemos un país que tiene que vivir con la separación de poderes, son como nenes caprichosos”, lanzó en referencia a la furia que generó en el Gobierno el último fallo de la Corte sobre las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires.

“Me duele todo; lo que más me duele es que tenemos un problema de canje voto – vacuna; una herencia lamentable. La situación inmoral más grande fue el robo de vacunas y el vacunatorio vip. Se están olvidando de la gente; están muy abocados en quitarle las causas a Cristina, que son imposibles de quitar, a menos que la justicia diga que es inocente; pero estamos en un borde y tenemos que dar pasos firmes y claros”, concluyó Guerra.