El “pijama party” con amigos de Fabiola, otra polémica denuncia del Olivos Gate

803

Los datos salieron del registro oficial de visitas a la quinta presidencial, cuando entonces regían restricciones que prohibían los encuentros en espacios cerrados y en domicilios particulares.


El domingo 15 de noviembre del 2020, la primera dama Fabiola Yañez invitó a pasar el día a su amiga misionera, Claudia Silvero, junto con sus dos hijas. Ingresaron pasado el mediodía, a las 12.45, según el registro oficial de visitas. Pero no salieron de la Quinta de Olivos durante todo ese día. La Cornisa reveló que la familia Silvero se retiró de la Residencia Presidencial recién el lunes 16 de noviembre a las 9.40 de la mañana. En Olivos, hubo un Piyama Party.

Ese fin de semana también participaron de la audiencia privada con Yañez Fernando Consagra, las hermanas Fernández -agente inmobiliaria amiga de Fabiola- y Emanuel López.

Esa semana, Silvero había cumplido años y la invitaron, junto a sus pequeñas hijas, a la residencia presidencial. Silvero es la apoderada legal de la Fundación Alberto Lavalle con la que sale de gira la primera dama. La familia Silvero se retiró de la Quinta recién el lunes 16 de noviembre a las 9:40 de la mañana junto con sus hijas. Esa mañana, a la primera dama, la esperaba su peluquero Federico Abraham, según consta en los libros oficiales de visitas.

Esa misma semana, el jueves 19 de noviembre, Yañez viajó a la localidad de Charata, provincia del Chaco, con la apoderada de la fundación Alberto Lavalle a anunciar la perforación de un pozo de agua. Su vestimenta no pasó desapercibida entre los lugareños. Se entrevistó con María Luisa Chomiak, la intendenta del pueblo y con el gobernador, Jorge Milton Capitanich que se acercó al lugar. Se retiró en el helicóptero presidencial.

Pero esa semana, Alberto Fernández debía permanecer aislado hasta el jueves 19 de noviembre por haber sido contacto estrecho del funcionario Gustavo Béliz que había dado positivo tras un asado que compartieron con el ex presidente de Bolivia, Evo Morales.

La relación con Silvero es estrecha. No fue la única vez que estuvo en la Quinta de Olivos. En sus redes sociales, la apoderada legal de la Fundación que auspicia a Fabiola, postea sus fotos con el presidente Alberto Fernández y con Yañez sin distanciamiento social ni barbijos en plena cuarentena dentro de la Quinta de Olivos. En el último año, visitó la Quinta en 15 oportunidades, en tres ocasiones, con su familia incluida.

Así ocurrió el día que el presidente Fernández se aplicó la primera dosis de la vacuna Sputnik en el Hospital Posadas. El 21 de enero del 2021, los Silvero y amigos de Fabiola de Misiones, también pasaron varias horas en la Quinta de Olivos. Ese día, 15 personas tuvieron audiencia privada en Olivos.

Además de ser la apoderada legal de una Fundación que auspicia la primera dama, Claudia Silvero asumió como responsable del área social del Ente Binacional Yacyretá en agosto del 2020, misma fecha en la que visitaba la Quinta de Olivos. Su hijo de 23 años, Franco Giovani, también es funcionario pero del gobierno de Misiones en la Coordinación General de Gabinete.

Todos ellos pasaron una noche en la Quinta de Olivos cuando estaba vigente el DNU 875/2020 cuyo artículo Nº3 indicaba las actividades prohibidas durante el DISPO -Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio-. El presidente había firmado que estaban «prohiubidos los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente». En Misiones, según el artículo 4 del decreto presidencial, estaba prohibida la circulación con excepción del certificado único habilitante.

Información de Periodismo y Punto