Sabsay cruzó a Parrilli: “A usted no le importa la libertad de expresión”

1578

Fue en el plenario de comisiones del Senado, donde se debatía la reforma judicial. El constitucionalista advirtió por la propuesta del senador K para que “los jueces denuncien las presiones mediáticas”


El abogado constitucionalista Daniel Sabsay protagonizó una fuerte discusión con el senador oficialista Oscar Parrilli, en el marco de la cuarta jornada de debate de la reforma judicial durante el plenario de comisiones del Senado.

Al inicio de su exposición, el letrado consideró que la iniciativa es “un capítulo más” de “una reforma que en su totalidad en realidad comienza en el Poder Ejecutivo, a través de un DNU que crea un Consejo Consultivo para expedirse sobre distintos temas, entre ellos la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público Fiscal y la implementación del juicio por jurados”.

Insistió luego que ese decreto es “inconstitucional” y cuestionó la composición del Consejo que “además de ser absolutamente monocolor” tiene “ocho de los 11 miembros afines al oficialismo”. “No hay especialistas en cuestión propiamente dichas de carácter judicial o que se hayan desempeñado en algunos de los temas sobre los que les toca precisamente decidir“, expresó.

En relación a la participación de Carlos Beraldi y León Arslanian, aseguró que “aparecen situaciones graves de conflicto de interés” porque “son abogados de varias de las personas más involucradas en delitos de corrupción”. Mientras que también apuntó contra “la voluntad de modificar el número de jueces de la Corte” y lanzó: “La quieren tornar no como un guardián de las garantías constitucionales sino transformarla, dividiéndola en salas, con fueros; parece que el fuero penal tendría mucha importancia porque vemos que hay cuatro penalistas en ese Consejo”.

Además, calificó a la iniciativa de “inoportuna” ya que “se plantea con una desprolijidad notable”, al no tener “ningún apoyo en un mapeo sobre la justicia”. “Esto me confirma aún más que no es que se ha querido mejorar la institucionalidad: lo que se ha querido es asegurar la impunidad de todos aquellos que están sujetos a procesos por graves delitos contra la administración del Estado”.

Al abrir la ronda de preguntas, el kirchnerista Oscar Parrilli señaló que el constitucionalista “me ha decepcionado porque más que un argumento del punto de vista jurídico he escuchado un alegato político, partidario, expresión de algunos medios de comunicación. Me llamó la atención que hablara de impunidad. Ha dicho que son inconstitucionales los decretos de Alberto Fernández y nunca lo escuché hablar de los más de 40 DNU de Mauricio Macri que se llevó puestas las leyes, nunca lo escuché hablar del Poder Judicial cuando el gobierno anterior pidió más de 30 juicios políticos a jueces por el contenido de sus sentencias, ni tampoco lo escuché hablar cuando el relator de Naciones Unidas denunció el amedrentamiento del Poder Ejecutivo al Poder Judicial”.

“Lo que ha hecho el senador Parrilli es una descalificación de mi persona. Yo no estoy acostumbrado a que nadie me descalifique ni me maltrate”, respondió con enojo Sabsay. “No lo estoy maltratando, le estoy dando mi opinión”, retrucó el senador.

Sabsay manifestó su “preocupación” por “el grave ataque a la libertad de expresión, porque se habla de que los jueces tienen que denunciar las presiones mediáticas”. Ante esto, Parrilli sonrió y el abogado respondió: “Sí, usted se ríe porque a usted no le importa la libertad de expresión. A mí sí me importa, porque la independencia de la justicia y libertad de expresión son las bases de una democracia real”.

“Estoy frente a un dirigente político opositor”, siguió Parrilli, cuando legisladores de Juntos por el Cambio comenzaron a quejarse de que no se lo someta “a juicio” a los expositores. “Respeto la opinión política como tal, y obviamente tenía que saltar al final con lo que saltó, la defensa de los poderes mediáticos”, agregó.

En este marco, Sabsay enfatizó: “No puedo permitir que se me trate de esta manera. Quiero dejar a salvo mi honra y no voy a permitir, aunque sea un senador de la Nación y poderoso, que me maltrate, que me critique y me desprestigie”.