Macri, lapidario con el kirchnerismo: “No querían que termine el Gobierno”

898

En El diario de Leuco, el expresidente dijo que la “Argentina quedó afuera del mundo” y que “el optimismo volverá si le decimos basta a los K”. Lamentó el éxodo de jóvenes y pidió ir a votar para ponerle un freno al Gobierno.


Para Mauricio Macri, no hay dudas de que la extrema crisis económica, social y sanitaria que atraviesa la Argentina tiene un solo responsable y es el kirchnerismo. En una nota con Alfredo Leuco por LN+, el expresidente de la Nación argumentó que las acciones de este Gobierno ahuyentaron las inversiones que necesita el país, provocando que nos quedemos “afuera del mundo”. Afirmó en ese sentido que “no tienen respeto por la democracia” y dejó en claro que durante su gestión, “ellos no querían que termine el gobierno”.

En la recta final hacia las PASO, el referente opositor adoptó un papel importante en la campaña electoral con una serie de recorridas por el interior del país. “Tenemos que traer el mundo acá y para eso hay que traer la estabilidad, tener moneda, terminar con la inflación, tener reglas laborales razonables, para que los chicos puedan proyectar en el país. Nadie va a invertir en un país en el que el ‘Pata’ Medina tenga el poder”, expresó sobre la vuelta del sindicalista condenado a la escena pública.

“El kirchnerismo no tiene respeto por la democracia. Ellos no querían que terminemos el Gobierno”, denunció el ex mandatario y descartó alguna posibilidad de diálogo con el oficialismo. “Máximo habla poco y cuando habla repite siempre el mismo discurso, que es pasado de época, de poco conocimiento del mundo”, apuntó contra el hijo de Cristina Kirchner.

De cara al futuro electoral, prevé que “el 2023 va a ser peor, va a ser diferente al 2015 y peor, porque el daño va a ser tremendo, se va a seguir profundizando porque no hay rumbo, no hay plan y hay una degradación diaria de los hechos y de la palabra”. E insistió: “No hay futuro con el kirchnerismo. No hay posibilidad de diálogo con ellos, porque eso se hace con la Constitución arriba de la mesa, cualquiera que quiera sentarse a dialogar tiene que respetar los poderes, la libertad de expresión, la igualdad ante la ley”.

En otro tramo de la nota, Macri se refirió a las causas que impulsó el Frente de Todos en contra de él y su familia durante este año y medio de gestión. “El nivel de persecución que he tenido en este año y medio es inédito. El contrabando de Bolivia, la persecución en el Correo a mi familia. Zannini quebrando a la jueza de primera instancia e intentando quebrar a las camaristas para que rechacen el pago. Ha sido diario y hay cientos, las mesas judiciales, las supuestas víctimas, como Cristóbal López que no paga los impuestos y ahora es una víctima de nuestro gobierno. Todo esto es de una gravedad absoluta”, enumeró el fundador del PRO.

Respecto al escándalo que protagonizó el presidente Alberto Fernández por el festejo de cumpleaños de Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos, en plena cuarentena estricta del país, opinó que “la gente tenía miedo y el Presidente estaba de fiesta”. Además, consideró que “Alberto nunca fue genuino en su pensamiento” y que “nadie le cree al Gobierno, sin confianza no se puede crear nada”.

Consultado por el manejo de la pandemia, aclaró que “jamás hubiese hecho este atropello a la libertad”, en referencia a la cuarentena que se implementó y agregó: “La pandemia fue una buena excusa para frenar las libertades. Hoy no tendríamos 100 mil muertos si hubiésemos tenido todas las vacunas. Lo peor de todo es que los jóvenes se quieren ir del país. Es tremendo. Lo más importante que hay en este país es la familia. Qué sentido tiene dar esta batalla sin poder ver crecer a nuestros hijos”, manifestó.

En un mensaje electoral final, concluyó que “en las elecciones se eligen dos modelos de país” porque “este modelo de país no tiene futuro”, por eso que resaltó que “la herramienta para decir ‘basta’ es votar. El optimismo vuelve si le decimos basta a los K”.