Sánchez le remarcó a Fernández la importancia de respetar la Constitución

819

Con una frase que se volvió viral, el presidente español se refirió a una decisión que tomó el Tribunal Supremo por las restricciones. Mientras, Alberto manda un proyecto al Congreso para tomar el control total de las medidas en pandemia.


Durante la conferencia de prensa que dio Alberto Fernández junto su par español Pedro Sánchez en su visita al país ibérico, este último habló sobre una situación similar a la que se vive en Argentina tras el envío de la Casa Rosada al Congreso del proyecto de ley que le da más poderes a Fernández para actuar en medio de la pandemia. La oposición de Juntos por el Cambio ya adelantó que no apoyará el proyecto y no descarta judicializarlo si finalmente se aprueba.

“Seguridad jurídica, garantías legales. Una ley ordinaria no va a sustituir nunca a la Constitución española. Esto es de primero de Derecho”, comenzó diciendo el mandatario de España, video que se volvió viral en las redes sociales.

Uno de los que hizo eco de la declaración de Sánchez fue Daniel Sabsay, uno de los abogados constitucionalistas más reconocidos de la Argentina.

Sánchez le está dando una clase magistral de Derecho a Pinocho. Si aprende, cuando regrese tiene que retirar el proyecto de delegación de facultades que va en el sentido exactamente contrario. Y desprenderse de Vilma por su asesoramiento contrario al texto constitucional”, relató el doctor en Twitter.

Como dos espejos, y con un margen temporal de un par de semanas, Sánchez se enfrenta en España a una decisión del Tribunal Supremo que podría traerle un tropiezo político y jurídico similar al que la Corte Suprema le propinó con la inconstitucionalidad del DNU que falló contra la suspensión de clases en la ciudad de Buenos Aires, una resolución a la medida de Horacio Rodríguez Larreta.

En España, el Tribunal Supremo deberá decidir en los próximos días si faculta a los gobiernos autónomos a aplicar de nuevo el toque de queda -como piden algunos por la situación sanitaria en torno al coronavirus-, o si, por el contrario, pide una prórroga del estado de alarma como paraguas para esa medida nocturna que venció el fin de semana, que había sido votada por el Parlamento por seis meses y que obliga a Sánchez a ponerse de nuevo en el centro de la toma de decisiones.

El español dice que cada jurisdicción tiene herramientas legales para hacerle frente al virus.

Esa votación, reñida, aseguran aquí en Madrid, hizo que Sánchez tuviera que salir a la caza de votos: una decisión que, agregan, casi hiere de muerte a la coalición de gobierno.

“Las comunidades autónomas tienen amplios instrumentos para hacerle frente a la pandemia. El estado de alarma es el pasado. Hay que mirar al futuro. Y el futuro se llama vacunación y vacunación. Estamos a 99 días de lograr la inmunidad de grupo”, explicó el mandatario local ante la requisitoria periodística, que consultó sobre su decisión en caso de que el máximo tribunal judicial del país le dé un revés similar al que recibió Fernández de parte de la Corte.

Acuciado por la crisis sanitaria durante el año pasado, que lo obligó a implementar el estado de alarma y a negociar con las comunidades las restricciones nocturnas, el mandatario español está ahora aferrado a una política abiertamente aperturista, impulsado, en buena medida, por la necesidad de atracción del turismo. Pero contrariamente hay autoridades municipales que le piden, de nuevo, mayores medidas. Es lo que no quiere el jefe de Estado. Volver al Parlamento y tener que negociar con la oposición. Es a lo que teme que podría obligarlo la Justicia.

En Argentina, Fernández, enfrenta un dilema similar con Juntos por el Cambio, después del revés de la Corte, en el Congreso. Aunque en los hechos tiene matices diferentes a la situación de España. El Presidente quiere mayores poderes para decidir más cierres en determinadas zonas y algunos sectores quieren mayor autonomía para mantener las aperturas. Este lunes, la Casa Rosada envió al Senado el proyecto de ley que, según la oposición, le otorga “superpoderes” para administrar la pandemia.

El año pasado, el Presidente y Rodríguez Larreta habían negociado las medidas hasta que el vínculo se quebró. Fernández sonrió de cara a los periodistas argentinos porque las tensiones internas de España le hicieron recordar sus propios problemas domésticos que, hasta ahora, había tratado de olvidar en su gira europea.

En la medianoche del sábado, España le puso fin al estado de alarma. En Madrid, miles de jóvenes salieron a los balcones a festejar la culminación del toque de queda. Y se reunieron en los principales parques. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la comunidad autónoma de la capital española, es una férrea impulsora de las “libertades”.

Al viernes, el informe oficial del Ministerio de Salud de este país había contabilizado 78.895 muertes por coronavirus. Ochenta y seis son las muertes diarias promedio, en las últimas 24 horas hubo solo 1.349 nuevos contagios, en un país de casi 50 millones de habitantes, y se inmunizó al 13% de la población con una dosis, y al 5% con dos dosis.