Sabrina Ajmechet y “el peligro de poner a la ciencia como verdad indiscutible”

767

La doctora en Historia y licenciada en Ciencias Políticas aseguró que en tiempos de pandemia, “la política tiene que hacer dialogar a la ciencia con otras disciplinas”


“La pandemia somete al mundo a un experimento que, si bien no es inédito, sí es extraordinario: la ciencia está guiando la acción de la política”, señala un fragmento de la columna que escribió este martes Sabrina Ajmechet en el diario Clarín, donde advierte por las consecuencias de esta modalidad que invade a los Gobiernos en la actualidad.

Entrevistada en Le Doy mi Palabra por Radio Mitre, la historiadora argumentó su teoría y dejó en claro que “hay una pregunta que atraviesa siempre a la teoría política que tiene que ver con que por qué los muchos se dejan gobernar por los pocos, por qué nos dejamos que nos gobierne una persona”.

“Tenemos la democracia y sabemos que nuestros presidentes tienen poder, porque su poder se basa en el pueblo. Pero en el medio de la pandemia está pasando algo particular porque los presidentes de muchos países están decidiendo poner como verdad indiscutible a la ciencia, y eso me parece peligroso. Si hubo un modelo de gobierno que puso a la ciencia como farol, fue el nazismo.

Una cosa es llevar adelante políticas públicas basadas en evidencias, en opiniones científicas, pero la que lleva la batuta es la política. Sin embargo cuando se pone a la ciencia como único faro, todo el resto queda en la sombra. En esta situación actual, donde los epidemiologos marcan el ritmo, qué saben de economía, qué saben lo que les pasa a los chicos cuando no van a la escuela, qué nos pasa a los adultos. Estamos viviendo situaciones extraordinarias y si se quiere manejar nuestra vida a partir de lo que dicen los epidemiólogos, estamos en problemas porque la política tiene la virtud de poder hacer interactuar a todas las disciplinas y lo necesitamos en un momento como este”.

En ese sentido, agregó que “la política tiene que hacer dialogar a la ciencia con otras disciplinas y tomar decisiones en forma multidisciplinaria, porque tal vez sabe bien pero tal vez podemos chocar. Cuando hay más variables que se toman en cuenta, sale mejor”. “Ahora estamos obligados a usar barbijo; hace un mes la OMS dijo que no servían, es una clara muestra de que incluso los expertos cambian de opinión”, sentenció.