Fernández Meijide: “El presidente debe pedirle a Cuba que deje de perseguir a opositores”

954

La activista manifestó su enérgica condena a las violaciones de los derechos humanos en la isla y apuntó contra Alberto Fernández. “No puede no saber lo que pasa en Cuba, ¿para qué tenemos embajador entonces?“.


En medio de la repercusión mundial que generaron las protestas del pueblo cubano contra la dictadura de Miguel Díaz-Canel, en las últimas horas se conoció un documento del Club Político Argentino, que reúne a los más grandes intelectuales argentinos, en donde expresaron su “enérgica condena a las violaciones de los derechos humanos” en la isla y le reclamaron al Gobierno de Alberto Fernández que “inste a los organismos internacionales a que cese la represión”.

Graciela Fernández Meijide, integrante del CPA, habló este jueves con Radio Mitre y sostuvo que “nuestra declaración tuvo que ver con que el gobierno argentino, el presidente, cuando le preguntaron qué opinaba sobre lo que pasaba en Cuba, dijo ‘no estoy enterado’. “La primera pregunta es para qué pagamos una Cancillería; para qué tenemos embajador; si es una especie de espía legalizado que tiene que informar al presidente y al canciller, que es Felipe Solá, todo lo que ocurre en el país donde está”.

Escuchá a Graciela Fernández Meijide en Le doy mi Palabra

“Podría haber dicho lo apruebo o no; pero no puede decir yo no se lo que está pasando; es el presidente de la nación, que tiene que tener informe a diario”, criticó con dureza la activista, y siguió: “Le pedimos al presidente desde el Club Político, que le pida al gobierno cubano que deje de perseguir; que deje de violar los derechos humanos fundamentales, que son a la vida y a la libertad”.

“Los que estamos siendo representados somos los argentinos todos; no sólo Cristina Kirchner; ese es nuestro problema, y con todos los temas. Cuba no es una democracia, ni tampoco pretendemos que lo sea, pero no puede Cuba no seguir los principios de las Naciones Unidas respecto a los derechos humanos”, insistió Meijide.