“Quieren expropiar el capital de 90 años de historia”, la queja de un intendente santafesino por el caso Vicentin

2415

“Es mentira que Vicentin iba a la quiebra. Estamos con mucha angustia y bronca”, se descargó Dionisio Scarpín, jefe comunal del pueblo de Avellaneda.


El anuncio de la estatización y eventual expropiación de la empresa Vicentin por parte del Gobierno nacional causó una gran indignación en la localidad de Avellaneda, al norte de la provincia de Santa Fe, según expresó el intendente local Dionisio Scarpín. “Más allá de que habíamos escuchado algunos comentarios hace algunos meses, no pensamos que iban a avanzar en esta idea. Estamos con mucha angustia y bronca. La región está conmocionada por lo que significa Vicentin para todos nosotros”, lamentó el dirigente en diálogo con Alfredo Leuco por Radio Mitre.

El jefe comunal aseguró que hay “un montón de alternativas” para salvar la cerealera que adeuda más de 1.350 millones de dólares y desmintió que la empresa esté en quiebra. “Cuando nuestro presidente habla de una quiebra segura, es mentira. La empresa está haciendo todos los esfuerzos, tenía un plan de trabajo y de crecimiento pero la empresa no despidió a ningún empleado en todo este tiempo y pagó sus sueldos”, explicó.

“Queremos defender nuestra postura, la de las empresas y las instituciones de la región. Vicentin es una empresa familiar más allá de sus dimensiones. La parte más fea de su historia es haber entrado en crisis, en un país en crisis, pero se están dejando 90 años de historia y de crecimiento, agregó Scarpín.

Y continuó con más críticas a Alberto Fernández por la estrategia que impulsa el kirchnerismo. “Cuando escuchamos que el estado nacional quiere expropiar el capital que a la familia le costó 90 años construir, genera mucha impotencia. El Estado tiene un montón de otras herramientas para ayudar a la empresa, para mantener los empleos. Si no tiene un contenido político no se entiende la argumentación“.