Para Petri, “el Gobierno cometió un delito de lesa humanidad para ahorrar dólares”

490

El diputado de la UCR pidió crear una comisión investigadora que siga de cerca todo el proceso de vacunación en el país. “Hay ancianos que hace 120 días esperan con angustia la segunda dosis”, alarmó.


Entrevistado en El Diario de Leuco por LN+, el diputado de la Unión Cívica Radical Luis Petri, dejó en evidencia la mala praxis del Ejecutivo nacional para encarar un plan de vacunación eficiente contra el coronavirus a más de seis meses de haber comenzado a inocular a la población. Insistió por la demora en la llegada de segundas dosis y la criminalidad del Gobierno en haber rechazado millones de dosis a través de distintas negociaciones que podrían haber salvado muchas vidas.

Llegando a los 90 mil muertos en la Argentina, el dirigente radical sostuvo que el kirchenrismo “no solo no aceptó esas 13 millones de vacunas de Pfizer, sino que tampoco aceptó 36 millones de dosis del mecanismo Covax, ya que apenas se negoció por el 10% de la población cuando podría haberse negociado por el 50%”.

Y afirmó tajante: “Es un delito de lesa humanidad el que cometió el gobierno para ahorrarse unos dólares como dijo Santiago Cafiero. Es imprescindible que lleguen vacunas a la Argentina. Solo se vacunó al 8% de la población con dos dosis, más allá que hablen de la épica. Hay ancianos que hace más de 120 días que están esperando la segunda dosis con una angustia tremenda”.

Por eso, junto a otros legisladores de Juntos por el Cambio “pedimos la creación de una comisión investigadora para que siga de cerca todo el proceso de vacunación”, comentó Petri.

En otro momento del programa, al debatir sobre las escandalosas declaraciones del Papa Francisco, quien se refirió a la propiedad privada como un “derecho secundario”, vinculó sus dichos a una movida “política” que resultaron en expresiones “desafortunadas”.

En un videomensaje enviado a la 109 Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, Francisco se refirió a la crisis laboral mundial producto de la pandemia de coronavirus, y al retomar lo expuesto en su encíclica de 2020 Fratelli tutti, aseguró que “a veces, al hablar de propiedad privada olvidamos que es un derecho secundario, que depende de este derecho primario, que es el destino universal de los bienes”.

A modo de respuesta, Petri citó el famoso libro de Max Weber ‘La ética protestante y el espíritu del capitalismo’, en el que se “da cuenta cómo se desarrolla el capitalismo más favorablemente en los países de mayoría protestante porque hacen un culto al trabajo, mientras que el catolicismo pregona una salvación en la vida eterna con posterioridad a la muerte y el ejercicio de la pobreza en la vida terrenal”.

Este discurso del Papa, más allá de que pueda tomarse desde una connotación religiosa, tiene mucha implicancia desde la connotación política, porque en la Argentina la propiedad privada se ha puesto en crisis desde que este Gobierno ni bien asumió quiso expropiar Vicentin y apañó las usurpaciones”, apuntó el diputado mendocino en declaraciones al programa El Diario de Leuco, del canal LN+.