Jimena Latorre: “El poder recuperar mi rutina me hace muy bien”

228

En medio de su batalla contra el cáncer, se presentó en Diputados y emocionó a todo el recinto. “Además de mi trabajo es mi vocación”, dijo.


Jimena tiene apenas 35 años, fue una funcionaria honesta y eficiente del gobierno de Alfredo Cornejo en Mendoza. Es diputada nacional por el radicalismo de su provincia y por eso, el jueves pasado, pese a que venía de su segunda sesión de quimioterapia, fue al recinto, dijo presente y ayudó a la oposición a conseguir el número necesario para debatir la ley de Boleta Única de Papel. Dio un ejemplo democrático y de responsabilidad política. Se sentó en su banca, con un vestido blanco, su barbijo y la cabeza rapada. 

En ese instante se transformó en la contracara de tanta basura corrupta y autoritaria que degrada la actividad política. Fue una reivindicación de la militancia partidaria comprometida con la lucha contra las injusticias, la pobreza, la inseguridad y tantos mamarrachos instalados por el cristinismo. Fue un rayo de luz y esperanza en el otro.

Entrevistada por El diario de Leuco, la legisladora expresó sus sensaciones: “Fue muy lindo realmente. La calidez, el lado humano del arco político. Muchos colegas ya me habían expresado su apoyo. Desde el oficialismo también me llegaron mensaje de apoyo. Pero ver en ese momento a todos aplaudiéndome fue hermoso”.

Vengo de una familia radical, siempre me gustó la política de chica. Es lo que amo, me encanta. Además de mi trabajo es mi vocación”, sentenció sin dudar.

Sobre su estado de salud, admitió que el jueves pasado estaba débil porque venía de hacer la primera sesión de quimioterapia, pero con el correr de los días se siente mejor. “El poder recuperar mi rutina me hace muy bien“, confesó.