Mientras avanza con Vicentin, el Gobierno analiza la situación de Sancor

1315

La cooperativa láctea, con sede en Sunchales, está en crisis desde hace años y acumula una deuda cercana a los $12 millones.


Mientras el Gobierno de Alberto Fernández busca la intervención de Vicentin en un sendero complicado tras el revés que sufrió por parte del juez de Reconquista Fabián Lorenzini, que ratificó a los directivos originales de la cerealera al frente de la compañía durante todo el concurso de acreedores, trascendió el caso de la Cooperativa Láctea Sancor.

También radicada en la provincia de Santa Fe, la histórica entidad lechera atraviesa un delicado momento financiero y en el mercado estiman que debe unos 12.000 millones de pesos. La posibilidad de un rescate de la cooperativa con ayuda estatal y de sus acreedores tomó fuerza nuevamente en las últimas horas a partir de declaraciones del secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), Héctor Ponce, quien señaló que “hay voluntad política para recuperar a Sancor sin que pierda su status de cooperativa”.

En declaraciones a El Eco de Sunchales (ciudad donde se encuentra la sede principal de Sancor), el gremialista mencionó que la idea es crear “un fideicomiso financiero y administrativo para gestionar el capital de trabajo, que será destinado al flujo de caja, para pagar a productores, proveedores, trabajadores, entre otros”.

Aunque desde el Gobierno han dicho que no piensan en un plan de salvataje como Vicentin, en este caso Ponce confirma que se está armando un fideicomiso que se ocuparía de la gestión financiera y administrativa de SanCor, que contaría con participación pública. Y afirmó que en esta iniciativa ya está trabajando el ministerio de Desarrollo, a cargo de Matías Kulfas, y que también está involucrado “fuertemente” el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes).

Vale recordar las pasadas declaraciones de Mario Cafiero, titular del Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes). El funcionario dijo que estaban trabajando “para el saneamiento y puesta en valor de Sancor”, y en una entrevista con el diario La Capital, indicó que la empresa láctea “es un ejemplo de cómo una cooperativa puede estabilizar el mercado lácteo y de quesos”.

“Estamos trabajando para dar vuelta lo de Sancor, y que vuelva a ser lo que era y estamos muy cerca de la solución. Hay una luz al final del túnel”, había dicho en febrero el dirigente. Y señaló: “El mercado necesita actores de la economía social porque es una de las formas de controlar los precios. El sector privado a veces colisiona, no solo se pone de acuerdo en cobrarle más caro al Estado, como pasó, se pone de acuerdo en cobrarle más caro a los privados. Es ahí donde entonces es muy importante que podamos recuperar Sancor para estabilizar y que no haya abusos en el precio de los lácteos”.