En el cristinismo sostienen que el Presidente mantiene la idea de expropiar Vicentin

772

Lo dijo la senadora Anabel Fernández Sagasti, quien fue la que acercó el proyecto al Gobierno hace dos meses.


La senadora del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti se refirió a las declaraciones del Presidente sobre la marcha atrás en el proyecto de expropiación de la cerealera anunciado por el Gobierno y que generó un fuerte rechazo en la sociedad.

La dirigente, que es una de las legisladoras preferidas de Cristina Kirchner y referente de La Cámpora, jugó un rol clave en el plan que se presentó para estatizar la emblemática compañía de Santa Fe. Este martes opinó luego de que el propio Alberto Fernández reconozca haber cometido un error con la iniciativa.

“Fue un comentario porque algunos de la oposición hicieron comentarios de Vicentin con liviandad y el Presidente dijo esto (‘me equivoqué’), pero además ratificó que es un instrumento el tema de la expropiación respecto al fin último, el objetivo, que es que la empresa no colapse”, afirmó Sagasti en diálogo con El Destape.

Este lunes, el mandatario sorprendió en los medios al confesar una “equivocación” en el tema Vicentin: “Yo me equivoqué porque creí que la situación estaba mucho más asumida. Pensé que todos iban a salir a festejar porque estábamos recuperando una empresa importantísima”.

A inicios de junio, Fernández Sagasti defendió en la comisión de Asuntos Constitucionales de la cámara Alta el proyecto que ideó ´con la premisa de salvaguardar al Banco Nación, la entidad bancaria estatal que quedó en medio de la polémica por los préstamos otorgados a la cerealera durante la gestión de Javier González Fraga.

Y remarcó a la entidad bancaria que preside Claudio Lozano como “una de las principales herramientas económicas-productivas del Gobierno nacional”. Al igual que el Presidente, la senadora reprochó que siguen “esperando las alternativas que muchos dijeron por los medios pero que nunca llegó al tema del rescate de Vicentin”.

“Si cae el Banco Nación vamos vamos a tener un problema muy grande, por suerte eso no va a pasar porque cambió la administración y el manejo es otro, pero estuvo al borde con este desmanejo que se hizo de que casi nos quedamos sin una herramienta muy importante“, sentenció Fernández Sagasti.

Pese a su preocupación por la banca nacional, desde la oposición, empresarios y productores del sector agrícola y con múltiples protestas en todo el país, se advirtió por el peligro de la violación a la propiedad privada que conlleva la iniciativa de expropiar Vicentin y que el mandatario presentó el 8 de junio invocando la “soberanía alimentaria”.

En el Congreso, la idea de estatizar contaba con los apoyos necesarios en el Senado, pero no así en Diputados, donde el Frente de Todos no contaba con los votos para convertir en ley el proyecto.

Tampoco en la Justicia avanzó la idea. El juez Fabián Lorenzini, que lleva el concurso de la empresa desplazó en su momento a los interventores nombrados por la Casa Rosada para ponerlos en el lugar de “veedores” y repuso a los ejecutivos originales de la cerealera.