Macri firmó una carta que denuncia que “la democracia está amenazada”

1612

Junto a otros ex mandatarios y líderes del mundo, el ex jefe de Estado renovó su crítica a las actitudes autoritarias de varios gobiernos.


Ante las polémicas generadas en algunos países por denuncias de autoritarismo en el marco de las medidas para combatir la pandemia, un numeroso grupo de expresidentes y líderes internacionales llamaron a defender la democracia a través de una carta abierta, entre ellos el exmandatario argentino Mauricio Macri.

De las 500 personas que pusieron su estampa en el documento también se destacan varios ex funcionarios de Juntos por el Cambio e intelectuales, como la excanciller Susana Malcorra; la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; la extitular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; y la ensayista Beatriz Sarlo.

En el texto, elaborado por el Instituto para la Democracia con sede en Estocolmo y publicada este jueves, se advierte sobre el uso de la emergencia como justificativo para el abuso de poder, tanto por parte de administraciones de carácter autoritarias como democráticas, para arrestar y silenciar opositores e ignorar las leyes.

Resalta que a raíz de la crisis, tanto los gobiernos autoritarios como los elegidos democráticamente en todo el mundo han utilizado poderes de emergencia para arrestar a los manifestantes y eludir las normas democráticas. “No es sorprendente que los regímenes autoritarios estén utilizando la crisis para silenciar a los críticos y endurecer su control político. Pero incluso algunos gobiernos elegidos democráticamente están acumulando poderes de emergencia que restringen los derechos humanos y mejoran la vigilancia estatal sin tener en cuenta las restricciones legales o la supervisión parlamentaria”, señala uno de los párrafos.

A lo largo de estos meses de pandemia, de acuerdo con la carta que no ejemplifica con casos, más de 100 gobiernos presentaron medidas polémicas que afectan a los distintos cuerpos legislativos y que van desde restringir el acceso a la información pública hasta arrestar ciudadanos por publicaciones “provocativas” en las redes sociales. “Los parlamentos están siendo marginados, los periodistas están siendo arrestados y hostigados, y los sectores más vulnerables de la población enfrentan nuevos peligros a medida que los cierres económicos asolan la estructura de las sociedades”, agregan.

Entre otros puntos, hacen hincapié en el rol de las libertades, sobre las que aseguran se encuentran en riesgo y no deben darse por sentado, y señala que es “solo a través de la democracia que las sociedades pueden construir la confianza mutua que les permite perseverar en una crisis, conservar la resiliencia nacional ante la adversidad, sanar las profundas divisiones sociales mediante la participación inclusiva y el diálogo, y conservar la confianza en que los sacrificios serán compartidos y que los derechos de todos los ciudadanos serán respetados”.

“La democracia se encuentra amenazada y quienes se preocupan por ella deben acopiar la voluntad, la disciplina y la solidaridad necesarias para defenderla”, sintetiza en el último tramo. El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos; su par de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; su par de Ecuador, Osvaldo Hurtado; el senador estadounidense Marco Rubio; el premio Nobel Mario Vargas Llosa; y el secretario general de la OEA, Luis Almagro son otros de los firmantes.