Marcela Campagnoli: “El pueblo no necesita una reforma, pide justicia”

437

La diputada de la Coalición Cívica aseguró que la población reclama jueces que “hagan su trabajo en tiempo y forma de manera imparcial”.


La diputada nacional de la coalición cívica ARI-Cambiemos Marcela Campagnoli, consideró que el proyecto de reforma judicial que impulsa el Gobierno nacional es “inoportuno” y “va en contra de las necesidades del pueblo argentino, en medio de la peor pandemia, crisis social y económica” que atraviesa el país. Describió que el accionar del kirchnerismo se dirige hacia una “democradura” y destacó el poder de la población para frenar este atropello del Ejecutivo sobre las instituciones.

Si bien accedieron al poder por el voto, lo cual es una democracia, esto se está transformando en una democradura. Sería la dictadura de los elegidos porque gobiernan para su sector, priorizando sus necesidades. Esta reforma es inoportuna por el momento que vivimos en la peor pandemia, la peor crisis económica, laboral y social, donde todos tendríamos que estar parándonos en las diferencias para salir adelante. Es una reforma que atrasa, es abusiva”, cuestionó la legisladora en Palabra de Leuco, por TN.

En esa línea, ponderó la unión del pueblo para salir a rechazar con valentía este tipo de medidas que quiere imponer el Gobierno. “Hay una población activa que es lo que está haciendo que lo de Vicentin vaya para atrás, que los médicos cubanos se tomen un vuelo de vuelta, que no nos hayamos ido de Mercosur, que dejen de liberar a los presos. La oposición somos todos, los legisladores y toda la gente que no está de acuerdo de la manera en que el gobierno se lleva por delante las instituciones y a la gente. Esa oposición es la que ha logrado todo esto“.

Campagnoli recordó luego: “Lo dijo el presidente en campaña, cuando yo haga las cosas mal, salgan a la calle y díganmelo. Eso pasará el 17 de agosto. La gente no está pidiendo una reforma judicial, está pidiendo justicia. Está pidiendo jueces valiebntes, que se animen, que investiguen, que se pongan los pantalones y juzguen de manera imparcial.

“El pueblo quiere que se ocupen de ellos. Acá hay hambre, pobreza, falta de trabajo, empresas que van a cerrar, comercios que han inaugurado sus abuelos y que hoy sus hijos y nietos tienen que cerrar. Le pido al presidente que se ponga los pantalones y empiece a gobernar porque esto no da más, hay que construir consensos. Cuando uno quiere hacer este tipo de reformas, tenemos que construir los consensos porque sino es un derroche de plata, de tiempos y de recursos humanos”, cerró.