Macri cuestionó el avance del populismo y el autoritarismo por la pandemia

2018

Junto a otras personalidades destacadas de la política y literatura internacional, el ex presidente firmó un documento de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), en el que advierten por las medidas adoptadas por algunos países de Latinoamérica, incluida Argentina.


Tal como se expresó meses atrás en un acto en Nicaragua, Mauricio Macri volvió a advertir sobre el “avance del pupulismo” y las graves consecuencias del “autoritarismo” que llevan adelante modelos de Gobierno como el de Alberto Fernández en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Acompañado por una serie de personalidades de la política y la cultura de la región, el ex presidente firmó un texto presentado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), que apunta a estas dos problemáticas y ejemplifica con el caso argentino.

Mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos. En lugar de algunas entendibles restricciones a la libertad, en varios países impera un confinamiento con mínimas excepciones, la imposibilidad de trabajar y producir, y la manipulación informativa“, señala un fragmento del mismo. Y continúa: “Algunos gobiernos han identificado una oportunidad para arrogarse un poder desmedido. Han suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia”.

Además de la rúbrica del mandatario, el texto también lleva la de Mario Vargas Llosa, José María Aznar, Darío Lopérfido, Patricia Bullrich y varios ex presidentes latinoamericanos.

Siendo dos de los dirigentes del PRO más duros contra el oficialismo, el ex jefe de Estado y su ex ministra de Seguridad encabezan los principales reclamos de la oposición: hacen foco en la necesidad de una mayor cantidad de testeos para detectar casos positivos de Covid-19, tener como prioridad a los argentinos varados en el exterior y permitir una apertura más amplia de la cuarentena para no descuidar aún más la actividad económica.

Algunas de estas críticas generaron internas con el sector que encabeza el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, quien mantiene buena sintonía con el presidente Fernández en la tarea que iniciaron para detener la propagación del virus.

“En las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En España y la Argentina dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente”, sostiene otra parte del informe.

Y concluye: “Queremos manifestar enérgicamente que esta crisis no debe ser enfrentada sacrificando los derechos y libertades que ha costado mucho conseguir. Rechazamos el falso dilema de que estas circunstancias obligan a elegir entre el autoritarismo y la inseguridad, entre el Ogro Filantrópico y la muerte”.