Cuánto van a ganar los médicos cubanos que vienen a la Provincia

841

Los profesionales llegarían a Buenos Aires en las próximas semanas y recibirán 51.000 pesos mensuales por 36 horas de trabajo semanal. Por igual tarea, los argentinos cobran 65.000 según datos oficiales.


A pesar de que aún resta definir la fecha de arribo de los médicos cubanos al país para combatir el coronavirus, en los listados oficiales de la provincia de Buenos Aires ya se visualiza el salario que le corresponde y según los datos, ganarán menos que los profesionales argentinos.

El sueldo será de 51.000 pesos mensuales con una carga horaria de 36 horas por semana, similar cifra que ganaría cualquier extranjero, mientras que nuestros médicos cobrarán $65.000 por la misma carga horaria.

Sin embargo, se desconoce cuánto de ese monto quedará en manos de los profesionales caribeños que lleguen a la Argentina. Es que Cuba les retiene una buena parte del dinero que ganan, además de que les monta una fuerte vigilancia durante el período que están afuera de la isla pero después se los retribuye a su regreso a La Habana.

Quienes participan de las misiones cubanas por el mundo suelen tener luego acceso a una vivienda propia y mejor o un vehículo, beneficios que no tiene el resto de la población.

El rechazo a la iniciativa tomó tal magnitud entre las sociedades médicas y diversos sectores de la sociedad, que el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, citó a los colegios de los profesionales de la salud para llegar a un acuerdo. Además, en medio de la crisis por el coronavirus, el funcionario se comprometió a hablar con el ministro de Educación Nicolás Trotta para que se entreguen listados de médicos recibidos de la Universidad de Buenos Aires que estén recibidos pero sin título aún. Buscan que puedan trabajar al menos durante 90 días mientras hagan la tramitación del título.

El plan de traer cubanos, que proviene de las relaciones tejidas con los Castro por la vicepresidenta Cristina Kirchner, se sustenta en el hecho de que se van a necesitar médicos generalistas si hay un pico de pandemia en la provincia de Buenos Aires, gobernada por Axel Kicillof. Afirman que, de 700 clínicos que se pidieron se anotaron 456.

Ayer el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, defendió la medida: “En una circunstancia donde uno tiene enormes necesidades, el recurso humano útil no veo por qué discriminarlo por orden de procedencia”.