La Usina de Justicia arma una lista de jueces que liberan a delincuentes que luego matan

2018

La filósofa y presidenta de la institución aseguró que “tenemos que denunciar a aquellos que están matando a nuestros hijos“.


El asesinato del kiosquero de Ramos Mejía sigue conmocionando al país mientras siguen las protestas en el partido bonaerense de La Matanza en reclamo de mayor seguridad. Es cierto que a Roberto Sabo lo mató un reincidente y una menor embarazada, pero al hombre fundamentalmente lo mató el Estado. Y no cualquier Estado, sino el argentino, el degradado, el corrupto, el ausente que no hace más que construir más y más ausencias.

Así lo describe la Usina de Justicia en su cuenta oficial de Twitter. La titular del organismo Diana Cohen Agrest reveló en diálogo con Le doy mi Palabra por Radio Mitre, que están realizando una base de datos con los nombres de los jueces que liberan delincuentes que después matan.

“Creo que si usted toma cualquier caso de los últimos que se vienen sucediendo, siempre hay un juez que liberó a alguien que no debía liberar, o que no estaba en condiciones de ser liberado. En el caso del kiosquero, esta persona había cumplido con la pena; no podemos decir que el juez lo liberó sin razones; pero sí podemos decir que esa persona no estaba en condiciones de ser liberada”, razonó la filósofa.

Consideró que “el juez cumplió con la ley, pero la ley toma solamente como fin de la pena, la reinserción; y suponen que una persona cuando terminó de cumplir la pena prefijada, se reinsertó; y no es así. Por eso, en muchos países europeos, se pone la pena permanente revisable”.

“Estamos tratando de hacer una especie de listado; una base de datos de los jueces que liberan a personas que después matan; pero lamentablemente, la justicia no es transparente; no podemos saberlo; le pido a la ciudadanía que quienes tengan el nombre de jueces o el número de causa, que lo manden a Usina de Justicia; tenemos que saber quiénes están detrás de cada liberación; cada fiscal que no acusa; en casos de muertes, en robos con armas, que hay potenciales asesinos”, insistió Agrest.

Respecto a que ayer los vecinos le gritaban asesino al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo: “Lejos de defenderlo, el problema no es más policías; es imposible rastrear cada lugar del conurbano; y las cámaras muestran quién delinquió; el peligro real son los jueces que liberan; por cada 100 delitos, sólo 3 llegan a juicio; y sólo en 1 hay condena. Tenemos que denunciar a aquellos que están matando a nuestros hijos”.