La esposa del kiosquero asesinado: “Estas lacras siguen saliendo y siguen matando”

531

Bronca, dolor y desolación. La mujer de Roberto habló con Radio Mitre y se manifestó con duras críticas a la justicia y al Gobierno. “Cuando liberaron a presos por la pandemia, liberaron a los peores”, dijo.


Patricia, la mujer de Roberto, el kiosquero asesinado ayer en un intento de asalto en Ramos Mejía, habló este lunes con Diego y Alfredo Leuco en Radio Mitre en medio de los intensos pedidos de justicia en el municipio de La Matanza.

“Queremos justicia; contamos con un montón de gente que nos apoya; pero nada nos va a devolver a Roberto. Escuché que el asesino pidió por favor que no le den perpetua sino se iba a matar; y nos haría gran favor a todo un país si se mata; y si no se quiere matar él, yo le hago el favor si quiere; nos arruinó; los padres están mal; los hijos; el barrio lo adoraba; todos paraban en nuestro kiosco; no teníamos problemas con nadie”, comenzó la señora.

“Quiero justicia; que no quede en la nada como todos los casos que quedan en la nada, y estas lacras siguen saliendo, siguen matando; porque todo el tiempo pasa; la única manera que se solucione es cuando todos salgamos a hacer justicia por mano propia”, agregó.

Contó que “escuchó a la familia de esta lacra; escuché a la mujer de este tipo diciendo que no la toquen, que era menor, que está embarazada. Los padres criaron un demonio. Ella participó; se reía, hizo campana; ella es tan hija de puta como él”.

“Hace dos meses habían robado en un supermercado de la vuelta; pero en el kiosco no pasó. Siempre había gente en la calle; el hijo de Roberto normalmente trabajaba. Se llevaron plata, pero la gran cantidad de plata estaba; no entiendo por qué lo mataron”, recordó Patricia.

“Cuando liberaron a presos por la pandemia, liberaron a los peores; directamente los tienen que matar, porque no se arrepienten; ellos quieren salir por más; salen más motivados”, completó la mujer.