“Es necesario tener todas las redes funcionando”, el reclamo de la actividad extrabancaria

606

El gerente de Operaciones de Cobro Express, Ignacio Piccatto, analizó el impacto de la cuarentena en el sector por la escasa cantidad de locales disponibles para el pago de servicios.


Entre las consecuencias que deja el aislamiento social y obligatorio decretado para frenar al coronavirus, diriamente se registran largas filas para el pago de impuestos y servicios en los grandes centro urbanos del país. Las empresas de cobranza extrabancaria se ven colapsadas y advierten que sólo están operando el 20% de las redes habilitadas, a través de locales que están instalados en comercios con otra actividad principal.

“Estamos en contacto con las autoridades, especialmente con el Banco Central. Trabajamos en el armado de un protocolo a la espera de la habilitación para empezar a operar masivamente porque actualmente estamos operando muy por debajo del volumen total de locales que tenemos disponibles en el país”, indicó el gerente de Operaciones de Cobro Express, Ignacio Piccatto, en Le doy mi Palabra por Radio Mitre.

Y siguió: “Un dato contundente; en Argentina el 82% del pago de impuestos y servicios se realizan en cadenas como la nuestra, o como Rapipago, Pago Fácil y el resto. Es importante aclarar que el servicio es personalizado: son locales físicos donde la gente paga en una ventanilla, gran parte en efectivo y una parte pequeña con tarjeta de débito“.

Preocupado por la situación, el empresario pidió por la habilitación de todos los locales. “Estamos hablando de que atendemos a más de 15 millones de personas en nuestras redes por mes; por eso la necesidad de tener todas las redes habilitadas y funcionando, porque sino se genera esta congestión. Si llega la habilitación de las autoridades, estamos en condiciones de activar las redes en su totalidad, respetando los protocolos. Estamos hablando de que anualmente esta industria mueve 1.2 billones de pesos en efectivo“.

“No es caprichoso cuáles están operando y cuáles no; depende de la habilitación que tengan en función de su actividad primaria; muchos están instalados en comercios con otra actividad principal; hoy funcionan los que están decretados como actividades esenciales. Por eso llegamos al 20% de las redes habilitadas”, concluyó.