El Gobierno habilitó el arribo de 200 médicos cubanos al país y reabrió la polémica

1953

Los especialistas llegarán a Buenos Aires para atender el pico de la pandemia. Semanas atrás, la Casa Rosada dio a conocer la iniciativa y tras las críticas de la oposición todo quedó en stand by, aunque ahora parece que ya está todo encaminado. Desde el Conicet repudiaron la noticia y calificaron a los funcionarios como “cientifitruchos”.


El Gobierno nacional finalmente habilitará el arribo de unos 200 médicos cubanos a la Argentina que llegarán al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en las próximas semanas para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, que ya dejó más de 2500 casos confirmados y 115 muertes en el país.

La medida había sido fuertemente cuestionada cuando trascendió por primera vez a fines de marzo y ahora volvió a encender la polémica en las redes sociales. “No están trayendo a los varados por miedo a que la curva de los infectados suba pero van a traer a “médicos” cubanos, sin la cuarentena? Quién toma las decisiones en ese gobierno de cientifitruchos?“, se descargó en Twitter la investigadora del Conicet, quien protagonizó varios cruces con Alberto Fernández desde antes de asumiera la presidencia.

Según informan en el Ejecutivo, lo que se busca es “ganar tiempo para preparar el sistema sanitario, comprar respiradores y otros insumos médicos, instruir al personal abocado a atender la emergencia y… conseguir más médicos”. Advierten que de nada servirán los hospitales de campaña y las camas extras que se montaron en muchos lugares si no hay profesionales que puedan atender a los pacientes.

En ese sentido, se baraja la idea de que este grupo de médicos caribeños sean destinados a la provincia de Buenos Aires donde el propio ministro de Salud, Ginés González García, reconoció ayer en un encuentro con Diputados que teme que se desarrolle una “situación inmanejable”.

Entre otros que expresaron su malestar con la medida, el periodista Javier Navia apuntó contra el kirchnerismo por dejar enfriar la polémica para luego concretarla, sin importar los miles de argentinos que aun quedan varados en el exterior. “Mientras miles de argentinos no pueden regresar a su propio país, traen a médicos cubanos. Dejaron pasar unos días desde la polémica y avanzan“, tuiteó.

“Más allá de desconfiar de un régimen dictatorial que suele interferir en políticas internas lo inaceptable es que ingresarán con DDJJ de que no tienen síntomas sin hacer cuarentena. Nadie ha ingresado así al país. Repatriemos primero a nuestros profesionales de la salud varados“, señaló también el diputado Waldo Wolff.

La negociación ya está cerrada y la decisión política ya fue adoptada. Una vez que lleguen al país, no deberán cumplir con los 14 días de cuarentena obligatoria. Llegan con una declaración jurada avalada por el régimen castrista que garantiza que no registraron síntomas de COVID-19 y están sanos para ejercer la profesión.