D’Elía pide liberar al ‘Gordo Mortero’: “Es un preso político de lawfare en la Argentina”

964

El militante K fue capturado tras dos años prófugo. Fue uno de los que atentaron contra las fuerzas de seguridad y el Congreso de la Nación durante la sesión de la reforma provisional en diciembre de 2017.


“Si un pibe por tirar un “tres tiros” atado a un palo va a ir preso ¿Que hay que hacer con Macri que nos endeudo en 177 mil millones de dólares y sus amigos que fugaron 86 mil millones de verdes al extranjero? Exigimos la inmediata libertad de Sebastián Romero preso político del lawfare en la Argentina”.

Así se expresó Luis D’Elía en defensa del militante del PSTU que saltó a la fama de la impunidad cuando disparó con un mortero atado a un palo contra la Policía porteña frente el Congreso de la Nación, en medio de las protestas contra la reforma provisional impulsada por la administración de Mauricio Macri, en diciembre de 2017.

Este fin de semana, luego de dos años prófugo, finalmente fue capturado en Uruguay.

Fotografiado por el reportero gráfico de Infobae Nicolás Stulberg, la imagen de Romero se convirtió en memes en redes sociales con el apodo de “Gordo Mortero”. Se convirtió en el prófugo más reconocible y buscado del país, con una recompensa sobre su cabeza de un millón de pesos ofrecida en 2018 por el Ministerio de Seguridad de la Nación y una circular roja de Interpol sobre su cabeza.

Este sábado, Romero fue capturado en un campo en la zona de la ciudad de Chuy en Uruguay, en el partido de Rocha, tras una investigación del área de Interpol de la Policía uruguaya en colaboración con sus pares argentinos de la Policía Federal. Se entregó sin pelear, indicaron fuentes locales.