De Lamadrid: “Cristina solo quiere que voten los chicos de La Cámpora”

654

El diputado de la UCR afirmó que el Gobierno ya prohibió el voto de los argentinos en el exterior y están alentando a los adultos mayores a que no vayan a votar. “No quieren elecciones y hay una amenaza absoluta a la democracia”, describió.


En medio de la tensa negociación por la postergación de las PASO debido al impacto de la pandemia de coronavirus, el kirchnerismo insiste con su plan de aplazar el mayor tiempo posible los comicios legislativos de este año a gusto de Cristina Kirchner. Álvaro de Lamadrid, diputado de Juntos por el Cambio, habló sobre el polémico planteo del oficialismo y se lo atribuyó directamente a la vicepresidenta.

“No es que no quiere las PASO, ellos no quieren elecciones. Lo que pasa es que CFK no puede guardar las urnas como Galtieri, tiene que cuidar las apariencias, pero ella quiere que solo voten los chicos de La Cámpora“, comenzó el legislador radical.

Y siguió: “Por eso ha impedido que voten los argentinos que residen en el exterior y está desalentando el voto de la gente de mayor edad en Argentina, y sobre todo los jubilados que tienen una gran responsabilidad cívica y que fueron los grandes perjudicados en estos años al bajarle los haberes. Los quieren llenar de miedo para que no vayan a votar”.

Reveló también que “uniendo todas las situaciones, presentó una nota ante la OEA para informar sobre las severas irregularidades y una vocación del Gobierno de aplazar las PASO o de no votar, y que no se encuentra brindando la seguridad que tienen que tener las elecciones. Eso es una amenaza absoluta para la democracia”.

En el día que se conoció la preocupante cifra del 42% de pobreza a nivel nacional, cifra más alta desde 2004, De Lamadrid consideró que “la principal medida que debe tomarse es dejar de robarle a los pobres, el Gobierno le ha robado las vacunas. Y a los sectores más pobres los han puesto a elegir entre comer o el contagio. Más allá de los sectores de riesgo que necesitan obviamente las vacunas, estas personas no tienen los medios necesarios para tomar cuidados más estrictos”.

Vamos a una autocracia consanguínea, familiar y hereditaria, la de los Kirchner. Y a una plutocracia, al gobierno de los ricos, una nueva oligarquía. Un gobierno para pocos, poderoso e impunes, fuera de la ley y amasando la mejor harina que les gusta: la de la discrecionalidad y la del poder absoluto”, concluyó.