Con el default al acecho, se estira la negociación por la deuda hasta fines de mayo

627

Este viernes venció plazo de la primera oferta que presentó Argentina, que incluye un período de gracia de 3 años sin pagar y una importante quita de intereses.


La primera etapa del canje de la deuda argentina venció este viernes a las 18 y según estimaciones del Gobierno, lo hizo con un bajo nivel de adhesión por parte de los acreedores, siendo los externos los más reticentes a avalar la propuesta de Martín Guzmán.

Si bien el anuncio oficial de las cifras se haría este sábado, trascendió que “ingresó el 70% de los tenedores de deuda en la Argentina a través de La Caja de Valores, equivalente a unos 5000 millones de dólares, menos del 10% de la deuda elegible”, y aún resta conocerse el porcentaje agregado del exterior del país.

“Más allá del cierre formal, no se cierra la negociación en sí con los bonistas, dado que la prioridad argentina pasar por restaurar las condiciones para un cronograma ordenado y sustentable”, habían destacado desde la Casa Rosada esta mañana.

La administración de Alberto Fernández enfrenta un vencimiento improrrogable: el 22 de mayo debe hacer frente al pago de 503 millones de cupones de intereses de tres bonos que, casualmente, están entre los elegibles para canjear.

Entre los analistas e inversores avisaron que las conversaciones seguirán hasta fines de mayo. En caso de que la cifra de adhesión se ubique lejos de la mayoría necesaria, el ministro Martín Guzmán podría optar por realizar el canje en la próxima semana pero no se podría evitar el default, por lo que la negociación frente a los grandes inversores que rechazaron la oferta sería en condiciones de debilidad por parte de la Argentina.

En cambio, si la aceptación llegara a superar el 40% el país contaría con un respaldo altamente necesario para continuar las tratativas a partir del próximo lunes.

“La Argentina permanece abierta al diálogo. Hicimos una oferta sostenible de buena fe y apreciamos que parte de nuestros acreedores ya la hayan aceptado“, había declarado Guzmán en una entrevista con Reuters al respecto, y agregó: “Continuamos trabajando para lograr el objetivo de restablecer la sostenibilidad de la deuda, volver a poner al país de pie y establecer una relación sostenible y duradera con nuestros acreedores”.