Cómo es la cuarentena de los presos K liberados

1319

Por Carlos Claá

Libros, papers y planes. Los presos K que volvieron a su domicilio antes y durante la cuarentena intentan rehacer su vida fuera de la penitenciaría y, si pueden, pensar en su futuro político.

Fernando Esteche, quien consiguió la prisión domiciliaria en diciembre del 2019, luego de haber estado dos años detenido, publicó un libro con textos escritos durante su detención: cartas a Amado Boudou, Milagro Sala y el Papa Francisco y hasta algunos poemas insólitos, forman parte de esa recopilación. Una poesía que escribió dice: “Sr. Juez: la puta que lo parió!”. Nada más. 

Boudou ya tiene un plan de 16 puntos sobre cómo reconstruir al país post pandemia, por si a alguien se le ocurre preguntar. Eso sí, el ex funcionario tendrá que esperar a que se termine la feria judicial para confirmar su libertad, porque la decisión de la Justicia fue apelada.

Luis D’Elía, que como el ex vicepresidente acaba de cumplir un mes en su domicilio, ya empezó a dar entrevistas. Y hasta se animó a decir que la liberación de a centenares de presos es un “golpe del aparato judicial a Alberto Fernández”. También ratificó su lealtad al Gobierno, a pesar de los constantes desplantes a los que lo sometieron.

Julio De Vido es uno de los que más duros se comporta con el Presidente. En marzo dejó de estar en domiciliaria para obtener su libertad, aunque la cuarentena todavía no lo deja gozar a pleno de esa condición. Mientras tanto, busca su mejor opción para volver a ser protagonista en el Partido Justicialista. Por ahora, parece bastante lejos de lograrlo.