Berni cruzó a Zaffaroni: “Masacres hay cuando los delincuentes matan a mil bonaerenses”

1056

El polémico ex juez kirchnerista había dicho que no llevar a cabo las liberaciones sería “una masacre” y que tampoco habría que notificar a las víctimas de los delitos cuando se les otorguen los beneficios de la prisión domiciliaria.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Eugenio Zaffaroni, sigue declarando en disidencia con el núcleo duro del kirchnerisimo que – y según los audios que se filtraron – tienen planeado la liberación de más de 2000 presos de las cárceles de todo el país, con la excusa de la pandemia del coronavirus y que generó un rechazo mayoritario desde los sectores políticos y la sociedad.

El tema es proceder de forma racional para evitar una masacre. La idea racional es ver, primero, quiénes están en situación de riesgo. Y segundo, quiénes están cerca de salir. Nadie hablá de asesinos seriales o violadores” aseguró el autor del aberrante fallo Tiraboschi en el que atenuó las penas de un abusador porque “obligar a tener sexo oral no es igual a una penetración” o “que el haberlo hecho con la luz apagada supone un daño menor a la víctima”.

Escuché a un jurista muy reconocido, que nadie puede poner en duda su capacidad teórica, diciendo que esta es una medida para evitar masacres. Masacres son las que tenemos todos los años en la provincia de Buenos Aires cuando los delincuentes nos matan mil bonaerenses. Esas son verdaderas masacres”, aseguró Berni en declaraciones a Mitre y Rivadavia.

El ministro de Seguridad de la Provincia aseguró que “no siempre el atajo es el mejor camino, la Justicia debe explorar otras alternativas y no dejar en libertad a los presos porque tienen la posibilidad de enfermarse de la misma manera que tengo yo o los médicos trabajando en terapia intensiva todo el día, o la Policia que está en la primera línea de control o trabajando en los barrios”.

Para Berni la decisión depende del Poder Judicial y no del Ejecutivo pero aseguró que desde su ministerio trabajan “todos los días para que los presos estén detenidos”. Y agregó que le parece “bochornoso” e “inaceptable” desde el punto de vista ético y moral y sobre todo “la salud de la víctima”.