Urribarri, otro funcionario K que afronta un juicio por corrupción

1530

En papeles está demostrado que el exgobernador de Entre Ríos “desvió más de 100 millones de dólares en sus dos administraciones”, dijo el periodista Daniel Enz. Hoy el acusado es embajador en Israel y Chipre.


El exgobernador entrerriano y ahora embajador argentino en Israel y Chipre, Sergio Uribarri, enfrenta desde este lunes un megajuicio por presunta corrupción junto a exfuncionarios de sus dos mandatos, familiares y empresarios.

El tribunal compuesto por José María Chemez, Carolina Castagno y Elvio Garzón, juzgará en debate oral y público a los acusados por tres causas por contrataciones que fueron unificadas: las conocidas como “Solicitada”, “Cumbre del Mercosur”; y “Parador de Mar del Plata”. Los fiscales habían tramitado por separado esos legajos, al considerar que esas contrataciones que hizo el Gobierno entrerriano tenían como objetivo velado promocionar la precandidatura de Urribarri, una aspiración personal y no de Estado.

Escuchá a Daniel Enz con Alfredo Leuco en Radio Mitre

Daniel Enz, periodista de Entre Ríos y autor de El nido, dialogó con Le doy mi Palabra por Radio Mitre y contó: “Es el arranque donde la fiscal anticorrupción expuso los argumentos de las acusaciones por estas causas por delitos de corrupción, que son de las menor desvío; hablamos de 6 millones de dólares de Urribarri y su gente, pero en papeles está demostrado que desviaron más de 100 millones de dólares en sus dos administraciones”.

“Está documentado como desvío en la totalidad de causas, más de 100 millones de dólares. Estas son las causas de menor desvío; las otras causas van a mostrar mucho más, lo que fue Urribarri como emblema de la corrupción”, agregó Enz.

En su defensa, Urribarri mandó un comunicado de prensa desestimando; diciendo lo mismo que venía diciendo; negando los hechos de corrupción. Según el periodista, el funcionario “le echa la culpa a la justicia de cierta mala leche de poner este juicio, que termina el 18 de noviembre, en medio de la campaña electoral; lo que no dice es que se debería haber hecho en octubre de 2018; cuatro veces los abogados pidieron la postergación”.

Por primera vez en la historia de Entre Ríos, un ex gobernador va a juicio oral. Bordet ha mantenido distancia. A principio de su gestión se cuestionó que nombrara a su hijo Mauro Uribarri, que hoy es funcionario nacional; pero tuvo que ser eyectado a menos de dos años, por su ineficacia. Pero Bordet mantuvo distancia; siempre dijo que actúe la justicia; pese a que fue designado por Urribarri para sucederlo”, detalló Enz, y advirtió que “si uno suma cada una de las cosas, serían 17 años de condena pero obviamente va a ser menor”.

Respecto a su nombramiento como embajador en Israel, dijo: “Lo propuso Alberto Fernández, con el aval de Cristina Fernández; aunque no se si las relaciones son tan buenas como se creía; la relación fuerte de Urribarri siempre fue con De Vido; pero es un compromiso que tenían con él”.