Una empresa de La Matanza debe cerrar por la extorsión de Camioneros

601

La distribuidora Don Juan viene sufriendo bloqueos y agresiones físicas del Sindicato de Camioneros. La denuncia de Florencia Arietto en El diario de Leuco.


La empresa Don Juan, oriunda de La Matanza, anunció que no tendrá más alternativas que cerrar sus puertas debido a que perdió a todos sus proveedores. La Pyme se dedica a la distribución de productos alimenticios en Zona Oeste de la provincia de Buenos Aires y en las últimas horas emitieron una grave denuncia contra el Sindicato de Camioneros.

Según informa La Nación, el conflicto durante años y los incidentes de bloqueos y agresión física de los últimos meses habrían provocado que las principales empresas con las que trabajaban decidan romper la relación contractual.

Don Juan lleva tres décadas de trabajo junto a compañías como Molinos Río de la Plata o British American Tobacco. De acuerdo a lo expresado por los abogados de la Pyme de La Matanza, los proovedores rescindieron sus contratos bajo aplicación de formalismos salvables.

La denuncia de la empresa incluye los delitos de extorsión, coacción, turbación de la propiedad, lesiones y compulsión a la huelga contra Hugo Moyano. También están denunciados cuatro representantes del Sindicato de Choferes de Camiones, tres delegados y 64 trabajadores.

La sede principal de Don Juan está ubicada en Villa Luzuriaga y es fuente de trabajo para 120 familias. El conflicto comenzó cuando en 2008 Camioneros habría obligado a traspasar a los conductores de camionetas de la Pyme al sindicato. A partir de allí, se especifica en la denuncia, que se sucedieron distintos episodios de violencia y amenazas.

Florencia Arietto, abogada penalista que sigue de cerca la causa, estuvo en El diario de Leuco y contó: “Aparecen los de Camioneros y le roban a Comercio, a los afiliados que hacen distribución interna. Vienen de apriete y en este caso les hicieron armar una empresa para pasar los que hacían los repartos a esa empresa”.

“Esa compañía creada funcionó siempre en cero, nunca dio ganancia porque triplicaron los costos, y la que garantizaba que todo funcione era Don Juan. Era la que terminaba poniendo la plata”, explicó la dirigente de JxC.

Detalló que “Don Juan sobrevivía porque podía compensar de alguna manera ese invento que obligó el sindicato de Camioneros. En la pandemia se produjo el quiebre porque todo se hizo más difícil y la pyme empezó a endeudarse. Estaban embargadas las cuentas y ahí aparece Camioneros”.

La amenaza de los Moyano era: “Pasá a los trabajadores a Don Juan pero pagá la Ley Moyano. Los echás con doble indemnización, los volvés a contratar con la misma antigüedad.