Sanguinetti contra Milei: “Ni borracho alguien puede decir tamañas cosas”

952

El ex mandatario de Uruguay embistió al candidato presidencial de La Libertad Avanza, afirmando que es “imprevisible”.


El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti cuestionó al candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, ganador de las PASO en Argentina y favorito de las encuestas a llegar al balotaje.

Consideró que el país “está de nuevo en una cruz de caminos, está de nuevo en un momento muy difícil. De un lado tiene el fracaso del proyecto kirchnerista, del otro lado la aventura de Milei, que es muy imprevisible”.

“Creo que Milei es imprevisible. Alguien que llegue a decir que va a romper relaciones con China y Brasil, aunque estuviera embriagado… Porque, la verdad, ni borracho alguien puede decir tamañas cosas. Esas son las cosas que desconciertan de Milei y que generan desconfianza”, ahondó el expresidente.

Sobre el ganador de las elecciones primarias, Sanguinetti, del partido Colorado, dijo que “más allá de las ideas que propone”, que las tiene “buenas, regulares y malas”, es “muy imprevisible por el modo cómo las dice y las circunstancias cómo las dice”.

Además, Sanguinetti apoyó la candidatura de Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio. “En el medio de eso, están el PRO y los radicales (nucleados en Juntos por el Cambio), que han sido la oposición democrática hasta ahora”, señaló y agregó: “Creo que más allá de las figuras personales, es la opción para un cambio posible”.

El cruce de Mujica con Milei

Luego de que el expresidente y actual líder del Movimiento de Participación Popular, José “Pepe” Mujica, opinara sobre Javier Milei y lo llamara “loco”, el candidato argentino aseguró que esa acusación es “una de las tantas cosas” con las que lo han tratado de “ensuciar a lo largo de toda la campaña”.

En radio Mitre, Milei aseguró: “Pepe Mujica es parte del Foro de San Pablo. Es un socio del kirchnerismo, así que a mí no me sorprende que diga todo esto”. “Aparte yo soy una espada a nivel internacional de las ideas de la libertad. Yo no sólo combato a los socialistas de los distintos pelajes en Argentina, los combato a nivel mundial, y soy conocido a nivel mundial por dar esa pelea que llamamos la batalla cultural”, añadió.

Sobre este cruce, Sanguinetti consideró que “son polémicas entre dos comunicadores muy particulares”. Sin embargo, inmediatamente agregó aquello de “la verdad, ni borracho alguien puede decir tamañas cosas”, refiriéndose a cuando el libertario aventuró que, de ser presidente, no haría “pactos con comunistas” y que rompería relaciones con los gobiernos de China y Brasil.