Ruckauf: “Alberto invitó a que entre el fascismo de Putin, un criminal de guerra”

123

El excanciller condenó el discurso del presidente argentino ante la ONU y su tibio cuestionamiento al papel de Rusia en la guerra de Ucrania.


Luego de expresar su posición sobre el ataque a Cristina Kirchner y su conexión con las facciones extremistas que actúan a nivel mundial, Alberto Fernández presentó ante la ONU su mirada sobre la guerra ilegal que libra Rusia contra Ucrania.

“Siempre hemos pregonado la solución pacífica de las controversias. Es imperioso que cesen todas las hostilidades desatadas. Por ese motivo, necesitamos trabajar unidos para imponer el diálogo y recuperar la paz en la disputa iniciada con el avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio de Ucrania”, aseguró el Presidente.

Fernández no menciona a Vladimir Putin, que es el responsable del conflicto en Europa. No hace referencia a las sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas por el ejército ruso y tampoco condena la invasión a Ucrania ordenada desde el Kremlin.

“Sobre los discursos voy a disentir. En el mundo hoy existe un fascismo que el presidente invitó a que entrara a América Latina a través de nuestra patria, que es Vladimir Putin, un hombre que atacó un país de 45 millones de habitantes, como la Argentina, un país agrícola que vendía alimentos para el mundo, como la Argentina, hay campos de adoctrinamiento donde llevaron a los pibes ucranianos dentro del territorio ruso para lavarles la cabeza después de matar a sus padres“, fustigó el ex canciller Carlos Ruckauf en diálogo con el El diario de Leuco.

Y agregó: “Ese criminal de guerra, que yo espero que termine colgado como terminaron los asesinos nazis, ese es el amigo de Alberto Fernández. Un fascista de tomo y lomo”.

“El responsable de que vuelen los misiles es Putin, porque uno ataca y el otro se defiende. Occidente defiende a los que han sido agredidos, sino hubiera una presencia desde Estados Unidos y Europa, Putin hubiera seguido como avanzó Hitler“, graficó Ruckauf, quien tildó de “increíble” el discurso de Alberto Fernández.