Otra caso de apriete sindical: esta vez contra una empleada que no se adhirió a un paro

1351

Dirigentes pesados de los metrodelegados no dejaban trabajar a una maquinista. La insultaron y la amenazaron por no sumarse al paro de la línea C.


Una vez más, la mafia sindical sale a relucir sus maniobras de apriete y extorsión. Durante la mañana de este martes, metrodelegados fueron a corroborar que todos los empleados de la línea C de subte se adhirieran a un paro, aunque fueron sorprendidos por la respuesta de una maquinista que quiso seguir con su trabajo.

El video que se viralizó en las redes sociales muestra cómo los gremialistas la insultaban y la obligaban a dejar el puesto.