Ocaña: “Que los roba vacunas paguen frente a la ley, es un delito”

1043

La diputada brindó más detalles de la denuncia que presentó por las 60 dosis de Sputnik V que se trasladaron a El Calafate fuera de protocolo.


Una mancha más para la paupérrima campaña de vacunación en la Argentina. Ahora la Justicia investiga el envío fuera de protocolo de unas 60 dosis de la Sputnik V desde Ezeiza a El Calafate, en un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas. Desde la Fiscalía N°3, a cargo de Eduardo Taiano, indicaron que están analizando si se incluye la maniobra en la causa por la vacunación VIP en el Hospital Posadas, que terminó por expulsar a Ginés González García del Ministerio de Salud, o bien se debe a un nuevo hecho vinculado a las irregularidades en la distribución de las vacunas en distintos puntos del país.

La denuncia había sido pesentada por Graciela Ocaña en el expediente en el que interviene la jueza María Eugenia Capuchetti. Según contó la legisladora, el avión que llevó las dosis a la ciudad santacruceña partió el 23 de enero a las 8.40. Sobre la hora de despegue, agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) recibieron un llamado de una autoridad de la aerolínea.

En diálogo con Alfredo Leuco en Le Doy mi Palabra, la dirigente opositora detallló: “Recibí la semana pasada esta información, y como es mi obligación, presenté los datos en la Justicia. Aparentemente se derivaron vacunas que debían ir al Hospital de El Calafate, 60 vacunas, que se derivaron con otro destino. Queremos que se investigue este hecho. Le hemos dado varias precisiones al fiscal Taiano, es grave porque se suma al “vacunatorio VIP” del Posadas y a los cientos de vacunatorios que funcionaron irregularmente en el territorio nacional”.

Escuchá a Graciela Ocaña con Alfredo Leuco en Radio Mitre

Y agregó: “El gobierno tiene mucho que explicar, básicamente porque hoy faltan vacunas para inmunizar a personas de riesgo. Es criminal, estamos pidiendo el detalle de las personas que se vacunaron en El Calafate“.

Un funcionario les habría solicitado que permitan el ingreso de un enviado de la por entonces Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, actual titular de la cartera. Esta persona sería Gustavo Javier Bahut, jefe de la central de monitoreo del Hospital Posadas. El emisario habría entregado una conservadora que pasó por el escáner destinado al control de la tripulación.

Bahut fue el que separó y llevó en la conservadora las dosis que debían haber ido al hospital. La diputada Oliveto tenía información de que este señor Bahut también habría hecho otros traslados”, insistió Ocaña.

Indignada con el hecho, la diputada remarcó que “hemos pedido una serie de medidas; cámaras, la declaración de la tripulación que voló y cuál fue el destino de estas vacunas”. “Queremos que los roba vacunas, paguen frente a la ley por este delito. No es una avivada, es un delito grave”, sentenció.