Mientras esperan una señal de la Corte, a Bertuzzi y Bruglia se les vencen las licencias

621

Si el máximo tribunal no define sobre los traslados o no prolonga sus licencias, deberían volver a sus cargos.


Con la licencia extraordinaria que les había concedido la Corte Suprema de Justicia los magistrados Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi -corridos de sus cargos por el kirchnerismo-, solicitaron que el Máximo Tribunal vuelva a extenderles el mismo beneficio hasta tanto resuelva sobre sus traslados. Desde el 18 de octubre se encuentran en uso de una licencia ordinaria y la misma concluye este martes, cuando se espera que los ministros se reúnan.

Con un panorama incierto, los jueces que integran la Sala I de la Cámara federal porteña están a días de concluir la licencia ordinaria que solicitaron cuando se vencieron los plazos del beneficio de carácter extraordinaria que les había concedido la Corte Suprema. De no haber una pronta resolución de los ministros del Máximo Tribunal, ingresan en un incierto escenario respecto a si deben reintegrarse a sus cargos o eso sólo podrá realizarse si se resuelve el reclamo a su favor.

Hace poco más de un mes, la Corte resolvió que hará lugar al reclamo de Bruglia, Bertuzzi, y del juez Germán Castelli. En un compás de espera quedó desde entonces la situación definitiva de los tres jueces removidos por el kirchnerismo a través del Senado, tras cuestionar que sus traslados no hayan contado con el acuerdo del Congreso. Esos cambios se realizaron durante el gobierno macrista y fue cuando los dos primeros jueces pasaron a integrar la Sala I de la Cámara federal porteña, responsable de revisar los fallos de instrucción. En tanto, el tercero de los magistrados se sumó al Tribunal Oral Federal 7 (TOF 7).

Lo que los jueces cuestionados por el oficialismo tienen en común, es que la Sala I fue revisora de varias investigaciones contra ex funcionarios kirchneristas y contra la propia vicepresidenta Cristina Kirchner. Fueron Bertuzzi y Bruglia quienes confirmaron varios procesamientos contra la vice, sobre todo en el caso de los Cuadernos de las Coimas, investigación elevada a juicio oral y radicada en el TOF 7 del que es parte Castelli.

La Corte Suprema de Justicia hizo lugar al reclamo que plantearon los tres jueces y hasta tanto no se resuelva el planteo de fondo, sobre la inconstitucionalidad o no de la medida adoptada por el Senado y ratificada por el presidente Alberto Fernández en tres decretos, se ordenó al Consejo de la Magistratura que por ahora, no nombre ningún juez en su reemplazo en la cámara federal porteña y el Tribunal 7.

Hasta el 18 de octubre dos de los magistrados contaban con una licencia extraordinaria concedida por la Corte. Días previos a que la misma finalice, Bruglia y Bertuzzi solicitaron al Máximo Tribunal que les conceda otra licencia. Como no hubo ninguna respuesta, decidieron tomarse días que tenían acumulados pero que vencen este martes, cuando esperan una resolución por parte de los ministros. No hay certezas si deben presentarse en sus lugares de trabajo hasta que se resuelva la cuestión de fondo.

Algo similar ocurrió con el juez Castelli que solicitó ante el TOF 7 una licencia ordinaria que vencía el 14 de octubre al entender que la resolución del per saltum por parte de la Corte, lo dejó nuevamente bajo la órbita de dicho tribunal. Hace más de una semana, requirió al Máximo Tribunal una licencia extraordinaria. Ante la posibilidad de una demora, el magistrado informó que no se presentará en su lugar de trabajo salvo que la Corte así lo ordene. Esperará la decisión sobre si debe ser restituido en su cargo, o si avalarán la decisión adoptada por el Congreso con mayoría kirchnerista.

El tema de fondo del per saltum será tratado por la Corte, pero había dudas sobre respecto del carácter suspensivo de la decisión que el máximo tribunal, si los habilitaba o no a regresar a sus cargos hasta que se expidan definitivamente. En tanto, sus lugares no serán ocupados por otros jueces. Si asumían nuevos magistrados prestando juramento y después había un pronunciamiento de la Corte para reponer a Bruglia, Bertuzzi y Castelli, esa resolución iba a ser de imposible cumplimiento.

Así, los tres jueces esperan hace poco más de un mes la resolución definitiva de la situación. Pese a tres convocatorias para un acuerdo, los ministros de la Corte no lograron ponerse de acuerdo respecto a si considerarán inconstitucional la medida impulsada por el gobierno de Alberto Fernández, que obligará a los jueces a volver a sus cargos de origen, o si les dará a ellos la razón, restituyéndolos en donde fueron asignados por la gestión macrista.

Información de Lucía Salinas en Clarín