Mario Bernabey: “Vivimos un tiempo donde se nos han privado varios derechos”

850

El cura cordobés salió a argumentar el testimonio que brindó en su homilía del fin de semana pasado, que horas después se volvió viral.


Cuando hay una evangelización verdadera, no hay ideologías. No se adoctrina a la gente. No se la manipula. Se la humaniza“, dijo el padre Mario Bernabey en su homilía del pasado domingo que terminó viralizándose en las redes sociales. En su mensaje, el sacerdote no ahorró críticas a nadie: opinó sobre la cuarentena, dedicó un párrafo a sus colegas y alentó a la gente a manifestarse si lo considerara necesario.

Su testimonio generó grandes repercusiones entre mensajes de apoyo y críticas. “Esto está dentro de una celebración, donde la propuesta es celebrar la palabra, es poder iluminar las situaciones de la vida. Este fin de semana me llamaba a compartir esto que para los cristianos nos desafía, no miren el cielo, vayan y hagan; propongo esta reflexión. El reino de Dios no es una ideología. Fui citando los acontecimientos para invitar a mirar. La enseñanza de la doctrina social de la iglesia es dignificar al hombre, sin quedarse metido en una idea de un partido o de un sólo grupo”, explicó el cura parroco de Nuestra Señora del Carmen de Carlos Paz, en diálogo con Alfredo Leuco en Radio Mitre.

Y continuó: “El evangelio nos interpela a todos; primero la iglesia, y todos los que de alguna manera participamos en este suelo; el gobierno, los que les toca dirigir instituciones, da para pensarlo; porque nos sentimos de que se nos priva de pensar distinto. Necesitamos que la iglesia haga lo propio de la iglesia; anuncia cuando se dignifica al hombre y la denuncia cuando no lo hace. Vivimos un tiempo donde se nos han privado varios derechos; es bueno decirlo para poderlo transformar”.

“El Papa Francisco nos ha insistido en trabajar para combatir la corrupción, porque la corrupción mata; estaríamos yendo en contra si nos hacemos cómplices o nos silenciamos detrás de ideas personalistas, o quedarnos con la melancolía del pasado”, completó el sacerdote en la nota con Le doy mi Palabra.