Macri: “Cristina tiene una agenda propia, que es bloquear y someter a la justicia”

911

En una nota a TN, el expresidente repudió el avance del Gobierno contra las instituciones, la eterna cuarentena y el rol de la vicepresidenta. hizo una autocrítica de parte de su gobierno y se despachó con duras críticas al gobierno de Alberto Fernández.


En su primera entrevista tras dejar el poder, el expresidente Mauricio Macri habló con el periodista Joaquín Morales Solá de la actualidad del país, las medidas adoptadas por Alberto Fernández durante la pandemia y el rol de Cristina Kirchner dentro de la estructura de gobierno. Acusó una persecución contra su familia por parte del oficialismo y confesó que “no se ve” como candidato el año que viene en las elecciones legislativas.

El referente de Juntos por el Cambio empezó por criticar la política del Frente de Todos con respecto al coronavirus y la eterna cuarentena que ya lleva más de 200 días. “Esto tiene que parar, confiar en nuestros médicos, en nuestra sociedad porque el argentino es responsable. Tenemos que normalizar el país. Yo hubiese ido por la línea que hizo Lacalle Pou en Uruguay, ser respetuoso de la voluntad de la gente y sus libertades“, amplió.

Al analizar lo que fueron sus cuatro años en el Ejecutivo, Macri hizo autocrítica al remarcar que “podía contar lo que pasaba o expresar un optimismo por lo que se podía lograr y elegí lo segundo”. “Con el diario del lunes, creo que me equivoqué porque después se sucedieron los esfuerzos y la ciudadanía se fue agotando, especialmente la clase media empezó a sentir que el esfuerzo no terminaba nunca y no era lo que yo había generado”, comentó.

De igual manera tomó como punto de inflexión las elecciones legislativas del año 2017 como parte de lo insuficiente de su mandato: “Aquel diciembre de 2017, después de una elección increíble asistimos a un espectáculo terrible: el massismo se juntó con el kirchnerismo, colapsaron la sesión (por la reforma previsional), 10 toneladas de piedra y aunque salió la ley nos pusimos en una situación defensiva, y dejé de salir a explicar. Tuve que vetar leyes que no ayudaban y ahí ya el modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar. Dejé de explicar por qué estaba pasando cada cosa y esa situación hizo que gran parte de la sociedad dijera ‘esto no va más’ y recién recuperé la capacidad de escuchar en las últimas marchas que hice, pero ya era tarde”.

Consultado sobre la frase que dijo al asumir en relación a que su Gobierno fuera juzgado por la evolución de los índices de pobreza, aseveró: “Fue insuficiente. Cuando terminé mi Gobierno había la misma cantidad de pobres que lo que recibimos”.

En el tramo final de la nota cuestionó a la actual administración refiriendo que “el Gobierno nacional tomó una actitud de miedo y autoritarismo” y recordó que “desde el primer día” de la cuarentena por el coronavirus “dije que había que tener un equilibrio para cuidar la salud mental y la salud laboral de gente”. “Todos teníamos la esperanza de que el kirchnerismo volviera habiendo aprendido algo, pero cuando empezó a aumentar impuestos, a no respetar la propiedad privada queriendo expropiar Vicentin, a tomar regulaciones de todo tipo, a dar de baja la ley de economía del conocimiento, al ataque del sistema institucional, eso destruyó la credibilidad”.

En este sentido apuntó sobre la figura de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Al respecto dijo que hay “un avance sistemático” encabezado por ella: “La vicepresidenta está conduciendo el Gobierno como todos pensamos que iba a suceder. Tiene una agenda propia en la que ella necesita, bloquear, someter a la Justicia”.

Sobre la posibilidad de ser candidato a legislador en 2021, sentenció: “No me veo candidato. Estoy cómodo en acompañar a los que tienen vocación de liderar, por ejemplo Horacio, que está trabajando bien en un momento difícil y sin el paraguas que tuvo”.